Red de escritores en español

sábado, 15 de noviembre de 2008

Para tener en cuenta.

Hace pocos dias se cumplieron 70 años de La noche de los cristales rotos. Cuando en Alemania las patotas nazis saquearon y destrozaron decenas de templos, escuelas, clubes y comercios judios. Todo en una sola noche.
Es bueno recordarlo para no cometer los mismos errores en el futuro. Para no dejar que el fanatismo y la intolerancia se instalen jamas en nuestra sociedad. Los extremos nunca son buenos. Y dicen que a la larga se terminan juntando. Siempre es mejor el dialogo y la convivencia.

http://www.dailymotion.com/video/x4wwuw_fitna-espanol_news



8/9/2008
Santa Fe
La cuna de la colonización judía sufre un brote antisemita
La colectividad judía más numerosa del hemisferio sur reside en la Republica Argentina, y esta provincia posee la segunda colectividad del país, con casi 20.000 integrantes. Por José Luis Piczenik
La llegada de los primeros inmigrantes a ese país se produjo en la segunda mitad del Siglo XIX tras la caída del dictador Juan Manuel de Rosas. Con la aparición de los primeros vestigios de judaísmo al país, el Barón Maurice de Hirsch eligió este territorio para llevar adelante lo que se denomino la “colonización agrícola judía” que consistió en el traslado masivo de inmigrantes asquenazíes que huían del hambre y la persecución reinante en la Europa Oriental a las incipientes colonias de las provincias argentinas que el filántropo había logrado desarrollar.En 1891 la Compañía “Jewish Colonización Association” inicio su tarea de colaboración con las miles de familias que se radicaban en la región. La primera colonia data de 1889 y se denomino Moisesville, ubicada en la Provincia de Santa Fe tomo su nombre en homenaje al patriarca de Israel. El Barón pretendía dar una mejor calidad de vida a sus congeneres y sentía que en la Argentina podían vivir en un clima de paz y libertad. La nueva constitución nacional promulgada en 1853 fomentaba la llegada de mano de obra trabajadora al país para construir las bases de la nación levantando la bandera “alberdista” de poblar es gobernar como desafío para un territorio prácticamente deshabitado. A casi ciento veinte años de la fundación de la primer colonia, la Provincia de Santa Fe posee hoy la segunda colectividad del país ubicada en la ciudad de Rosario con casi 20.000 integrantes y una importante infraestructura en materia de educación, religión, solidaridad y beneficencia.En los últimos tiempos la provincia ha vivido algunos hechos de corte antisemita que preocupan a las autoridades comunitarias locales y nacionales. El 14 de Noviembre del 2006 un pasajero de la línea 128 de autobuses de la ciudad de Rosario,d e nombre Raúl Arenas Vega – con antecedentes penales – golpeó, pateó e insultó a Menajem, un chico de 15 años hijo de un rabino que subió al micro con su kipa.El 26 de Diciembre de 2006 la señora Adriana Drisun – de condición judía - propietaria del maxibar “Charles” sito en la calle Dorrego 1779 de Rosario, se encontró en el exterior del comercio con dos estrellas de David pintadas en color plateado en clara alusión antisemita. El 1 de Enero del 2007 el frente de dicho local fue atacado con piedras provocando destrozos en gran parte de las instalaciones; A dos cuadras aparecía pintada una svástica con la leyenda “Mafia Mens Sana”, inscripción que identifica a un grupo de hinchas del club Gimnasia y Esgrima de Rosario. En el blog de internet de la entidad deportiva también se podían leer amenazas y gruesos epítetos contra la propietaria.En Enero de 2008 y con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Holocausto se detectaron pintadas antisemitas en paredes céntricas de la ciudad y en la escuela Jaim Bialik de la ciudad de Santa Fe. Las sospechas se encaminan al movimiento Juventud Fascista que difunde desde hace tiempo material nazi en su página web. En Mayo de 2008, con motivo del aniversario del golpe militar en el país aparecieron pintados varios símbolos nazis en un mural del Instituto Politécnico de Rosario ubicado en la Calle Carlos Pellegrini al 250.Sus autoridades le restaron importancia a los hechos.En la ciudad de San Cristóbal – pequeña localidad situada a 170 kilómetros al noroeste de la ciudad de Santa Fe- el presidente de la Sociedad Israelita exigió mayores controles tras verificarse destrozos y pintadas de corte antisemita en dicha institución. En la misma localidad fue detenido un joven que dibujaba las consignas agraviantes contra la comunidad local. El implicado se excuso diciendo que era el deseo de notoriedad el que le motivaba ese tipo de manifestaciones.Frente a estas acciones es dable esperar que se generen inmediatas reacciones en la justicia, en las autoridades nacionales y provinciales y en la propia masa social del lugar condenando los hechos.La Republica Argentina cuenta desde Agosto de 1988 con un marco jurídico antidiscriminatorio a través de la sanción de la ley nacional numero 23.592 que impone en su articulo tres una condena de un mes a tres años de prisión a “los que participaren en una organización o realizaren propaganda basados en ideas o teorías de superioridad de una raza o de un grupo de personas de determinada religión, origen étnico o color, que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación racial o religiosa en cualquier forma”.Mas adelante expresa “En igual pena incurrirán quienes por cualquier medio alentaren o incitaren a la persecución o el odio contra una persona o grupos de personas a causa de su raza, religión o nacionalidad o ideas políticas”Días pasados el juez federal Norberto Oyarbide aplicando la referida disposición legal condeno con nueve meses de prisión efectiva por el delito de daño y lesiones graves agravada por odio racial a Raúl Arenas Vega – al que se le habían negado anteriormente dos pedidos de excarcelación - sin embargo el juez de instrucción Javier Beltramone y su similar de Menores Juan José Carmona tras año y medio de investigación - en el caso Adriana Drisun -dieron por cerrado el expediente que investigaban estableciendo tenues medidas educativas para los sospechosos.En materia gubernamental el Gobernador de la Provincia de Santa Fe, Hermes Binner tras reunirse con delegados locales de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) aseguro que luchara contra lo sucedido con todos los medios técnicos a su alcance y promovió legalmente una denuncia – por las pintadas – que llevara el Estado provincial ante la Justicia Penal en la lucha contra la discriminación. La Cámara De Diputados de la Nación en el expediente 210/07 expreso su preocupación y repudio a las agresiones sufridas.En el ámbito social el concejal Carlos Comi y el periodista Carlos del Frade convocaron a un acto abierto a todo publico contra la discriminación y el racismo en el centro Cultural Bernardino Rivadavia de la ciudad de Rosario. En él participaron entre otras agrupaciones las Abuelas de Plaza de Mayo, la DAIA, a Unión Sionista Argentina de Rosario y otras organizaciones sociales defensoras de minorías discriminadas. La presencia ciudadana fue importante y el debate tomo carácter de asamblea abierta.Coincidentemente con estos hechos se produjo la visita del Presidente de la Bnai Brith mundial a la ciudad de Buenos Aires convocado por el Foro de Antisemitismo. El dirigente informo que el antisemitismo había crecido notoriamente en América Latina y evidentemente Argentina no es la excepción. En el informe anual sobre libertades religiosas del año 2007 se señala que en el país se denunciaron 586 casos de antisemitismo ante la DAIA, un 35 por ciento más que en el año anterior, de ellas se contabilizan 25 amenazas físicas o actos terroristas y 396 pintadas a través de graffitis en las calles o en la literatura nacional.Vale la referencia entonces al comentario que le hiciera un reconocido rabino hace unos años a Leonardo Senkman, - autor del texto Antisemitismo en Argentina -,”erradicar el antisemitismo es imposible en el país pero lo que sí se debe intentar es la contención del mismo”.Sin dudas que para generar esa contención, los antídotos son informar en forma masiva, esclarecer en forma permanente y repudiar los hechos en forma continua.Fuente: El Reloj



22/1/2009
Colocaron afiches contra Israel y símbolos nazis
Antisemitismo en un hospital pediátrico de Buenos Aires
El gremio ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) empapeló el Hospital Pediátrico J. P. Garrahan con insignias antisemitas. Como si ello fuese poco, proclaman a los gritos por los pasillos "el genocidio del Estado de Israel''.
Lamentablemente, me toca vivir en el Hospital Pediátrico J. P. Garrahan de Buenos Aires una situación sumamente desagradable con el gremio ATE (Asociación de Trabajadores del Estado). Empapelaron el hospital con insignias antisemitas: "Abajo la masacre sionista contra Gaza"; "Viva la resistencia del pueblo palestino, por la derrota del Estado racista de Israel''.Como si ello fuese poco, proclaman a los gritos por los pasillos "el genocidio del Estado de Israel'', y no conformes con todos sus insultos a viva voz, empapelaron la cartelera del hospital, ubicada en la entrada al hospital del personal, con fotos de niños palestinos ensangrentados y una bandera israelí con un signo igual y al lado la cruz esvástica.Es muy doloroso, cruel y duro trabajar en estas circunstancias. Con una amiga y colega enviamos una carta a la dirección del hospital que dice lo siguiente."A la Dirección Ejecutiva del Hospital J. P. Garrahan: Como trabajadores de la salud, consideramos que es nuestro interés el generar y brindar bienestar a la población. Nos moviliza aún la utopía de construir un país más justo, más solidario y más integrado".La educación es uno de los pilares de esa construcción, al igual que la salud y la justicia. La propaganda "educa".Consideramos que la imagen de una cruz esvástica incluida en la cartelera de ATE, ubicada en el acceso al hospital, es un símbolo claramente identificado con el nazismo.No podemos permitir que símbolos nazis estén presentes en nuestro hospital. Los mismos estimulan la xenofobia, el antisemitismo, siempre oportuno a despertar.Como ciudadanos que trabajamos en una institución pública como profesionales de la salud por el bien común, que no somos indiferentes al sufrimiento de los demás, que cumplimos con las leyes, denunciamos la impunidad de estas proclamas que estimulan la confrontación entre los ciudadanos argentinos."Apelamos a que las autoridades del hospital ejerzan el derecho y la obligación de garantizar los derechos de todos, que no es precisamente permitir la arenga contra un sector de la población.''Ser judío es un orgullo, una historia, es la sangre que llevamos adentro. Debemos bregar por la paz en Oriente Medio, pero nunca más debemos agachar la cabeza. La historia muestra que eso no sirve.Dra. Débora MecikovskyBuenos Aires.Fuente: Aurora

No hay comentarios: