Red de escritores en español

sábado, 17 de octubre de 2009

El viaje inolvidable

El viaje inolvidable.


Unos muchachos hicieron un paseo a Jujuy. Al llegar se instalaron en un hotel de San Salvador. Como era de noche solo fueron a caminar por el centro y tomar algo en un bar. Al día siguiente, aprovechando que uno de ellos tenía auto, se dirigieron hacia La Quiaca. Donde sacaron fotos y compraron regalos. Algo parecido hicieron en la otra jornada. Solo que esta vez recorrieron la ciudad de Salta y sus alrededores.El tercer día decidieron pasarlo en la montaña. Para ello se levantaron mas temprano, compraron bebidas, alimentos y partieron.
Una vez que ya llevaban mas de una hora arriba del auto vieron que a su derecha se abria un angosto camino de ripio. El cual no contaba con ningun tipo de señalización y estaba lleno de curvas. Como deseaban vivir una nueva aventura no tuvieron mejor idea que tomar por allí. Mientras avanzaban veian que a los costados todo era cielo y montañas. No había casas, coches ni gente. Mas tarde, cuando alcanzaron la cima de un cerro descubrieron que esa carretera terminaba ahí. Estacionaron y se pusieron a contemplar el paisaje. Atrás esa zona dabaa una suave pendiente que era por donde vinieron. Pero hacia adelante y a unos escasos metros finalizaba abruptamente en un escalón que comunicaba al vacío.
Después que almorzaron hubo un momento en el que se sentaron en ronda a tocar la guitarra que trajo uno de ellos. Enseguida escucharon un ruido. Miraron a sus alrededores y vieron que el auto se movía hacia el abismo. Corrieron para intentar frenarlo pero les fué imposible. El coche se desbarrancó.
A partir de ese instante los chicos no sabían que hacer. Estaban nerviosos. Se peleaban echándose la culpa uno al otro por lo ocurrido. Las horas se fueron pasando hasta que la noche los encontró en ese solitario lugar. A esa altura ya ninguno hablaba. No tenían ánimo decontinuar con ese viaje. Sentían que todo había terminado bruscamente. Lentamente empezaron a retomar por el mismo camino que vinieron. Aunque por la distancia que habían recorrido suponían que estaban bastante lejos de la ruta.
Mas tarde vieron que en un costado había un resplandor. Al acercarse, saliendo del camino, observaron un fogón junto a cuatro personas vestidas con trajes indígenas que hacian ritmos con quenas, bombos y charangos. Y mas atrás una multitud bailaba al compas de la música. Sorprendidos por el hallazgo decidieron esperar a que acabe la danza por miedo a interrumpir.
Una vez que ingresaron le pidieron ayuda a una joven pero esta no entendía lo que le decían. Luego le hicieron el mismo pedido a un anciano, quien utilizando un pobre castellano los condujo al sector en el que se hallaba el lider del grupo. Este último, al verlos tan desamparados sintió lástima por ellos y los dejó pasar la noche en un pequeño galpón de madera.
Apenas amaneció uno de los chicos se puso a contemplar esa aldea desde una ventana. Estaba enclavada en un amplio valle de forma circular. A unos pocos metros había varias casas construidas con adobe, paja y madera, las cuales se ubicaban una al lado de otra formando un arco. Estas eran seguidas por un terreno descampado que albergaba un mastil con una bandera de tres franjas en sentido horizontal. Una amarilla, otra celeste y la restante marrón. Luego se hallaba una enorme arboleda y mas al fondo todo desembocaba en una laguna.
De pronto sintió que alguien golpeó la puerta. Al abrir vió al abuelo que le pidieron ayuda la noche anterior, quien le dijo que debia despertar a sus compañeros para desayunar y dar la "oracion de agradecimiento" Ritual que prqactican todas las mañanas apenas se levantan y consiste en agradecer a Dios por amanecer vivos. Allí el lider o cacique da un discurso frente al mastil y los demas permanecen de pie mirando al cielo.Despues de tomar mate con pan casero los chicos se fueron con el cacique a orillas de la laguna.
Allí los escuchó y les prometió soluciones. Pero también les aconsejó no hablar mucho porque podrían descubrirlos y echarlos. Luego les hizo saber que son un grupo llamado " Comunidad de los Andes" , el cual se compone por descendientes de matacos, collas, aymaras y otras poblaciones autóctonas de la región. Que no se sienten parte de ningun estado debido a que el hombre blanco siempre los ignoró y tienen su propia bandera formada por tres colores que representan al sol, al cielo y a las montañas. Ante la pregunta que le hizo uno sobre el tiempo que llevaban en ese sitio este respondio que llegaron hace alrededor de una década, cuando a ese lago solo lo rodeaban arena y rocas. Pero que ellos se dedicaron a plantar árboles y construir viviendas hasta lograr lo que es en la actualidad.
Ya de regreso, mientras caminaban, veian como algunos ordeñaban vacas, otros recolectaban frutos. Mas adelante había maestras enseñando a lleer y escribir. Una vez que llegaron al patio el anciano se fué y apareció el anciano que les habló anteriormente, quien luego de saludarlos les dijo_ Así es nuestra forma de vida. Se trabaja de Lunes a Viernes desde que amanece hasta un rato antes de ponerse el sol. Los Sábados medio día. Después cada uno hace lo que quiere. También tenemos dos noches de fiesta. La del Viernes, que solo dura hasta que se apague el fogón y la de hoy, que termina cuando amanece. Así que si quieren están invitados.
Ante la mirada de los muchachos, que no murmuraban ni una sola palabra continuó_ acá tampoco necesitamos dinero. A cada uno se le da una lista de oficios para que elija el que mas le guste. Si después se cansa y quiere cambiarlo puede hacerlo tranquilamente. Tampoco tenemos que comprar nada. Todo se reparte y sale de nuesras manos.
Ni bien terminó esa frase se despidió argumentando que tenía cosas que hacer. Cuando los chicos se quedaron solos empezaron a dscutir. Llegaron a la conclusión de que no podian perder mas tiempo en ese lugar, que debían volver a Buenos Aires. Despues de almorzar hablaron de ese tema con el cacique, quien fué a buscara varias personas mas y al rato los llevaron en burro hacia el camino que se hallaban anteriormente. Allí los despidieron y les dieron provisiones de agua y alimentos para que tuvieran durante el viaje. También les volvieron a repetir que no hagan demasiados comentarios sobre ese lugar.
Luego los muchachos comenzaron a caminar por aquel sendero. Al llegar la noche se pusieron a descansar en una caverna situada al pie de una montaña. Cuando el sol iluminó de nuevo ese ambiente siguieron la marcha. Antes del mediodía alcanzaron el asfalto, donde recorrieron algunos kilómetros e ingresaron en una estación de servicio. Con el dinero que tenían compraron cigarrillos y llamaron por teléfono a sus casas. El hombre que los atendió, después de escuchar algunas cosas que hablaron denunció a la policía la precencia de aquella tribu.
Al otro día arribaron varios oficiales a caballo, quienes conversaron largamente con los encargados de la estación y luego se dirigieron a ese sitio. Cuando llegaron sacaron fotos y dispararon varias veces al aire. Lo que provocó espanto entre la población aborigen. Principalmente en la joven que vió como una bala impactó sobre el saco que tejía.
Sentían que habían sido descubiertos, que a partir de ese momento nada sería como antes. Pensaban que los chicos los habían traicionado a la vez que se lamentaban por estar condenados siempre a la humillación, por no poder ser dueños de una tierra que los cobijó desde antes de la llegada del hombre blanco.Otra mañana aterrizaron en ese lugar dos helicópteros de la policía. Una vez que bajaron los tripulantes uno de ellos tomó un altoparlante e hizo el siguiente discurso_ se les comunica que antes del mediodía deberan abandonar esta propiedad. En caso contrario nos veremos obligados a hacer uso de la fuerza
_¡ Pero no podemos irnos!_ gritó enojado el cacique_ cuando llegamos aqui no había nada. Nosotros construimos esto con un esfuerzo enorme. Ademas donde quiere que vayamos.
Y la persona que habló antes, luego de dar tres disparos al aire contestó_ no lo se. Aca lo importante es que ustedes ocuparon territorio ajeno. O quieren que haya un baño de sangre ?
_¿ Nosotros ocupar territorio ajeno? ¿ Nosotros que estamos en un suelo que nos pertenece? Los usurpadores son ustedes_ irrumpió nuevamente el lider de esa comunidad
_¡ Callese la boca! _ gritó otro de los oficiales. Obedezcan las órdenes o empezaremos a actuar.
Lentamente los miembros de la Comunidad de los Andes prepararon sus pertenencias para luego iniciar la partida. Era una inmensa fila de hombres que avanzaban sin rumbo. Estaban vencidos animicamente. Sentían que todo había terminado. Ahora no sabían que hacer ni donde ir.
Con el correr de los días los policías localizaron al dueño de ese campo. Al citarlo este explicó que hacía varias décadas tenía allí una fábrica de aluminio. Pero que mas tarde debido a los problemas del pais sumado a que ya no era un negocio rentable tuvo que cerrarla y dejar libre esas tierras para ponerlas en venta. Tambien le hizo saber que actualmente vivía en San Salvador de Jujuy y se dedicaba a imprtar adornos de Chile, Bolivia y Perú para colocarlos en los principales centros comerciales de la Argentina. Y con respecto a ese campo comentó que no lo volvió a pisar desde hace mas o menos diez años. Pero que hacia finales de este tenía que ir debido a que había quedado en entregárselo a un conocido suyo a cambio de que se lo pagara en cómodas cuotas. Este hombre era empresario turístico. Trabajaba para una cadena española de hoteles cinco estrellas y pensaba construir uno allí aprovechando las bellezas del lugar.
De a poco los meses fueron pasando. A un año de aquella entrevista ya nada volvió a ser igual. Los chicos, luego de ese viaje, se fueron distanciando cada vez mas llegando a un momento en el que dejaron de verse. La mayoria de los aborígenes murió a causa de enfermedades relacionadas con la pobreza. Los pocos que sobrevivieron tomaron caminos diferentes emigrando a las grandes ciudades Y en el sitio en el que se hallaba la "Comunidad de los Andes" ahora funcionaba un lujoso hotel. El cual estaba lleno de gente que no tenía nada que ver con lo ocurrido.

4 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Gus, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia, ¿verdad? Como siempre tus cuentos van cargados de mensajes y denuncias...soberbio.
un montón de besos y abrazos y muy buena semana

Lao dijo...

Cuantas "Comunidad de los Andes" habrán desaparecido de formas parecidas!! Me resultó muy interesante tu historia. Un abrazo, espero que andes bien.

Gustavo dijo...

Hola Carmen como andas. Creo que este es uno de los cuentos mas reales que tengo, que no estan tan cargados de ficcion.
Te mando un abrazo y espero que tengas buena semana. Chau

Gustavo dijo...

Que tal Lao como vas. Si... lamentablemente es asi. Ya vez a ese dirigente indigena que mataron la semana pasada en Tucuman. Ojala este cuento seria ficticio y la realidad fuera otra.
Te mando un abrazo y espero que andes bien. Chau