Red de escritores en español

martes, 20 de julio de 2010

En aquel pueblo.

En aquel pueblo.

En aquel pueblo las casas eran de chapa y material. Las veredas estaban todas rotas y llenas de basura. Sobre ellas dormía una importante cantidad de personas. Por las calles llenas de tierra y charcos con aguas servidas pasaban constantemente policias armados para vigilar la zona.
Los niños casi siempre estaban dentro de sus casas. Ya que no había escuelas, clubes, negocios, cines, centros culturales o espacios verdes. Solo les quedaba encerrarse a ver televisión. Además muchos eran obligados a trabajar desde temprana edad.
Cierto día, a eso de la una de la mañana, todos los pobladores de aquella aldea se despertaron sobresaltados. Escucharon golpes en las puertas de sus viviendas. Salieron a fijarse y vieron que se trataba de un grupo de jóvenes. Quienes los invitaron a una fiesta que se desarrollaba en una fábrica ubicada en las afueras y que había quedado abandonada hacía varios años.
Al principio todos estos tenían miedo de ir. Les resultaba bastante extraña esa invitación. No sabían de que se trataba, por que la hacían en ese horario o los motivos por los cuales no la habían anunciado anteriormente en ningún lado. Pero finalmente y mas que nada por curiosidad optaron por ir. Muchos de ellos lo hacían con armas para intentar defenderse en caso de que ocurra algún hecho desagradable.
Al llegar descubrieron que esa fábrica que estaba abandonada, con sus paredes descascaradas y cubiertas de hongos, ahora se hallaba totalmente remodelada. Pintada de atractivos colores, con plantas y flores en la entrada y llena de lamparitas amarillentas que colgaban del techo e iluminaban todo el ambiente.
Allí en la planta baja había personas que leían cuentos y realizaban juegos para los mas chicos, algunos que se vestían de payasos que brindaban teatro a la gorra, otros que hacían música en un rincón e invitaban a la gente a sumarse a cantar. Mientras que en el primer piso había un grupo de bailarines que hacían diferentes danzas en un gigantesco escenario de madera. Y en el tercero había puestos que ofrecían libros, cuadros y artesanías.
Hasta que alrededor de las cinco de la mañana se dió por terminada la fiesta y los encargados saludaron al público agradeciendo su presencia. Luego empezaron a cargar todo lo que habían traido en varios micros. Y pasados varios minutos ya se marcharon del pueblo.
Al día siguiente varios pobladores se dirigieron a esa fábrica. Solo encontraron afiches pegados en las paredes que explicaban que aquel era un grupo de jóvenes artistas, muchos todavía estudiantes, que no vivían en un lugar fijo. Sino que se la pasaban recorriendo pueblos a traves de micros que alquilaban. Lo hacían un poco por diversión y otro tanto para llevar alegría a la gente que tiene problemas. Y lo hacían así sorpresivamente para mantenerse en el anonimato.
Después de varias semanas la vida en ese pueblo volvió a ser la misma de siempre. Sin ningún otro episodio que la altere o convoque masivamente a todos sus habitantes. Con la diferencia de que esa fábrica ya no estaba. Había sido demolida por las fuerzas de seguridad para evitar que alguien pudiera alojarse allí. Menos aún intentar hacer algo distinto como lo ocurrido aquella noche o pretender cambiar las cosas.

12 comentarios:

lidia dijo...

gus,es verdad,todo lo que dejaste como comentario en mi blog...está muy bien que se reconozcan derecho e igualdades, pero la constitucion dice:deceho a huelga,derecho a salud,derecho a vivienda,derecho a la vida,etc etc...y para cuando? no se cumplen,y mi pregunta me molesta,ya que los que no votan ,ancianos y nenes, no importan...seré fría,matematicamente helada, pero lo pienso y los digogracias gracias
por pasar
un abrazo
lidia-la escriba hermoso lo de aquel pueblo...existe?

Gustavo dijo...

Hola Lidia que tal. Gracias a vos tambien por pasar. Es obvio eso que decis. Ahora que ya se aprobo esa ley hay que ir por las demas cosas. Salud, educacion, trabajo digno, cuidado del medio ambiente, etc. Si no era como que se pasaban todo el tiempo discutiendo si se aprueba esa ley o no y no se avanzaba en nada. Ahora que ya se aprobo a otra cosa.
Es lo mismo que si despues de cenar hay para lavar vasos, platos cubiertos, etc y se la pasan discutiendo y perdiendo tiempo a ver que hay que lavar primero. Onda que por algo hay que empezar. Si no queda todo como esta y no se avanza en nada. Bah no se. Al menos ese es mi punto de vista.
Te mando un abrazo y espero que andes bien. Chau

Lao dijo...

Hola Gustavo. He coocido muchos lugares así, he trabajado dentro de ellos durante años...tendría mucho para aportar. Muy buen ésto. Un abrazo grande.

magu dijo...

lindísimo
temí que hubiera tenido un mal final, pero por suerte fue lindo y alentador.

Gustavo dijo...

Que tal Lao. Si. Lamentablemente hay muchos lugares asi. Y por otra parte tambien seres anonimos que no aparecen en ningun lado y practicamente dejan la vida por ayudar a los demas.
Te mando un abrazo y que tengas buena semana. Chau

Gustavo dijo...

Hola Magu. Gracias por pasar por mi blog. Me alegra de que te haya gustado el cuento. Si... a pesar de todo este no tiene un final malo. Como muchos de los cuentos que hago jaja.
Te mando un abrazo y espero que andes bien. Chau

magu dijo...

GUSTAVO
Hay un concurso de cuento en la municipalidad de San Isidro.....guah, dan 2000 pesos, jajaa
el tuyo me encantó.

Gustavo dijo...

Hola Magu como andas. Gracias por el dato. Pero como hay que hacer para participar del concurso? ¿ Se puede hacer asi por email o hay que ir hasta San Isidro? Onda que yo vivo en Capital y me resulta medio incomodo. Ademas tampoco se si este cuento esta asi en condiciones de competir jaja.
Te mando un abrazo y espero que estes bien. Chau

magu dijo...

GUSTAVO
Te dejo las bases, todos pueden competir porque es un cuento de tema libre. te mando todo, aunque seas de capital no importa, fijate
en este link
y también (si no abre) podés poner concurso municipal de cuento, mujica lainez, en la municipalidad de san isidro. pero intentá con este link,
gracias
saludos
y anotate


http://msiprensa.blogspot.com/2010/05/premio-municipal-de-literatura-manuel.html

Rorry_la Charo dijo...

Gustavo
Estaba convencida de haber dejado un comentario, pero parece que Google se lo deglutió.
Me gustó tu cuento. Quiero creer que esa inyección de luz y alegría despertó a alguno de los habitantes y el pueblo comenzó a recuperarse de a poco.
Un abrazo
Rorry

Gustavo dijo...

Hola Rorry. Ahora que veo me dejaste el comentario en el otro blog. En Apuntes Literarios.
Y despues de relleerlo me di cuenta como que este cuento medio que esta incompleto. Como que no queda bien claro el final. Pero no se. Quiza sea mi forma de pensar o ver las cosas. A lo mejor sea medio pesimista. Pero yo pense un final totalmente opuesto al que decis vos. Que todo vuelve a seguir igual.
Bueno eso. Te mando un abrazo y gracias por pasar. chau

Rorry_la Charo dijo...

Gustavo
En verdad, me gusta el final abierto. Yo dije que me gustaría que pasara pero, tal como vos decís, casi estoy segura de que todo quedó igual.
Creo que en el pueblo, la anomia ganó el partido y nadie se siente parte de él. Viven.. sobreviven, y nada más