Red de escritores en español

sábado, 17 de julio de 2010

Se terminó el Mundial

Y bueno. Se terminó el Mundial. Dicen que muchas veces el fútbol es el opio de los pueblos. Todo se olvida mientras rueda una pelota. Y sobre todo en una Copa del Mundo.
Gente que jamás o casi nunca va a la cancha ( quien les habla incluido jaja) gritan los goles o alientan como si fuesen hinchas fanáticos, personas que no entienden de nombres ni tácticas opinan como si fuesen verdaderos directores técnicos, alguna que otra mujer que jamás se intersó por el fútbol y solo mira los partidos porque le gusta la cara de algún jugador.
También muchas veces el fútbol se encarga de llevar alegrías donde no las hay. Villas de emergencia en las que se juega con pelotas de trapo y zapatillas destrozadas, poblaciones o paises posterados que no conocen otros triunfos, escuelas de frontera a la que acuden chicos que quizas jamás hayan visto un televisor. Pies descalzos, cuerpos desnutridos, canchas de barro construidas en medio de la nada.

4 comentarios:

Lao dijo...

Al terminar el mundial nos deja un vacío que llenar y que estaba desde antes...solamente que ahora lo recordamos...un abrazo

esteban lob dijo...

Es la realidad del fútbol...es la realidad de la vida.

Gustavo dijo...

Hola Lao. Si. en realidad el Mundial sirve como una sabana para cubrir la realidad ocultando en ella todo lo que nos pasa. Una vez que esa sabana ya no esta vuelve a salir todo a la luz
Un abrazo. Chau

Gustavo dijo...

Que tal Esteban. Por algo el futbol es el deporte mas popular, el que enciende mas pasiones, el que lo practica mayor cantidad de personas. El que esta mas cerca de uno. Te cruzas por una plaza, por algun descampado o cualquier otro lado y ves gente jugando al futbol. Hasta yo cuando era chico lo jugaba en la vereda de mi casa. No es que en un lugar hay gente haciendo rugby, en otra jockey, etc.
Te mando un abrazo y que tengas buena semana. Chau