Red de escritores en español

jueves, 21 de octubre de 2010

Otro dia tragico

Y otro día trágico que quedo registrado en la historia de nuestro país. Otra vida. Otro cuerpo joven lleno de esperanzas, sueños e ilusiones que se pierde a manos de le eterna patota sindicalista/barrabrava que estan enquistados en varios sectores del poder.
Los mismos que alla por 2002 asesinaron a Kosteki y Santillan, los mismos que en 2006 protagonizaron ese triste episodio en el Hospital Frances, los mismos que se enfrentaron a los tiros durante el traslado de los restos de Peron a la quinta de San Vicente, los mismos que fueron premiados para ir un mes a Sudáfrica a ver el Mundial, los mismos que concurrieron al acto de Moyano en River el pasado Viernes. Acto que también estuvo la Presidenta. Bailando y luciendo la camiseta de la Juventud Sindical. Aquella que en los '70 tenía lazos con la Triple A y mandaba a reprimir a los trabajadores y delegados que tuviesen ideologias diferentes a las de ellos.
Pero bueno, es así. Hasta que esas mafias y patotas no se acaben todo seguirá igual. Porque a ellos no les importa que la gente tenga un buen trabajo, progrese, se eduque, tenga una mejor calidad de vida, etc. Lo único que les interesa es mantener a la gente así. Y cuanto mas pobreza y desocupación haya mejor para ellos. Así pueden tenerla como rehén a cambio de las migajas que les tiran con los planes, llevarlas a los actos, comprarles el voto y perpetuarse en el poder.
Prácticamente hace 20 años que nos viene gobernando el peronismo ¿ Y donde nos llevó ? Y en el futuro si no nos gobiernan los actuales dirigentes tanto del oficialismo como buena parte de la oposición lo harán sus hijos, sobrinos o nietos.
Si en la década del '90 estaban todos juntos. Menem presidente, Cavallo ministro de economia, Duhalde y Ruckauf gobernadores de Buenos Aires, Reutemann de Santa Fe, Kirchner dos veces de Santa Cruz, Rodriguez Saa de San Luis, Macri era un empresario amigo del poder, Felipe Sola secretario de agricultura, Anibal Fernandez estaba como dirigente en el partido de Quilmes, etc. Todo era una gran familia. Nadie se quejaba ni decía nada en contra de nadie. Tampoco hablaban de la dictadura ni de Papel Prensa.




No hay comentarios: