Red de escritores en español

domingo, 29 de mayo de 2011

25 años de la tragedia

Y aquí va el informe

El accidente

Chernóbil, 1997.
En agosto de 1986, en un informe enviado a la Agencia Internacional de Energía Atómica, se explicaban las causas del accidente en la planta de Chernóbil. Este reveló que el equipo que operaba en la central el sábado 26 de abril de 1986 se propuso realizar una prueba con la intención de aumentar la seguridad del reactor. Para ello deberían averiguar durante cuánto tiempo continuaría generando energía eléctrica la turbina de vapor después de la pérdida de suministro de energía eléctrica principal del reactor.

Las bombas refrigerantes de emergencia, en caso de avería, requerían de un mínimo de potencia para ponerse en marcha (hasta que se arrancaran los generadores diésel) y los técnicos de la planta desconocían si, una vez cortada la afluencia de vapor, la inercia de la turbina podía mantener las bombas funcionando.

Para realizar este experimento, los técnicos no querían detener la reacción en cadena en el reactor para evitar un fenómeno conocido como envenenamiento por xenón. Entre los productos de fisión que se producen dentro del reactor, se encuentra el xenón135, un gas muy absorbente de neutrones. Mientras el reactor está en funcionamiento de modo normal, se producen tantos neutrones que la absorción es mínima, pero cuando la potencia es muy baja o el reactor se detiene, la cantidad de 135Xe aumenta e impide la reacción en cadena por unos días. El reactor se puede reiniciar cuando se desintegra el 135Xenón.

Los operadores insertaron las barras de control para disminuir la potencia del reactor y esta decayó hasta los 30 megavatios. Con un nivel tan bajo, los sistemas automáticos detendrían el reactor y por esta razón los operadores desconectaron el sistema de regulación de la potencia, el sistema refrigerante de emergencia del núcleo y, en general, los mecanismos de apagado automático del reactor. Estas acciones, así como la de sacar de línea el ordenador de la central que impedía las operaciones prohibidas, constituyeron graves y múltiples violaciones del Reglamento de Seguridad Nuclear de la Unión Soviética.

A 30 megavatios de potencia comienza el envenenamiento por xenón y para evitarlo aumentaron la potencia del reactor subiendo las barras de control, pero con el reactor a punto de apagarse, los operadores retiraron manualmente demasiadas barras de control. De las 170 barras de acero al boro que tenía el núcleo, las reglas de seguridad exigían que hubiera siempre un mínimo de 30 barras abajo y en esta ocasión dejaron solamente 8. Con los sistemas de emergencia desconectados, el reactor experimentó una subida de potencia extremadamente rápida que los operadores no detectaron a tiempo. A la 1:23, cuatro horas después de comenzar el experimento, algunos en la sala de control comenzaron a darse cuenta de que algo andaba mal.

Cuando quisieron bajar de nuevo las barras de control usando el botón de SCRAM de emergencia (el botón AZ-5 «Defensa de Emergencia Rápida 5»), estas no respondieron debido a que posiblemente ya estaban deformadas por el calor y las desconectaron para permitirles caer por gravedad. Se oyeron fuertes ruidos y entonces se produjo una explosión causada por la formación de una nube de hidrógeno dentro del núcleo, que hizo volar el techo de 100 toneladas del reactor provocando un incendio en la planta y una gigantesca emisión de productos de fisión a la atmósfera.

Los efectos del desastre

Medalla soviética concedida a los liquidadores.
La explosión provocó la mayor catástrofe en la historia de la explotación civil de la energía nuclear. Treinta y una (31) personas murieron en el momento del accidente, alrededor de 135.000 personas tuvieron que ser evacuadas de los 155.000 km² afectados, permaneciendo extensas áreas deshabitadas durante muchos años al realizarse la relocalización posteriormente de otras 215.000 personas. La radiación se extendió a la mayor parte de Europa, permaneciendo los índices de radiactividad en las zonas cercanas en niveles peligrosos durante varios días. La estimación de los radionucleidos que se liberaron a la atmósfera se sitúa en torno al 3,5% del material procedente del combustible gastado (aproximadamente 6 toneladas de combustible fragmentado) y el 100% de todos los gases nobles contenidos en el reactor.

Efectos a largo plazo sobre la salud

Inmediatamente después del accidente, la mayor preocupación se centró en el yodo radiactivo, con un periodo de semidesintegración de ocho días. Hoy en día (2011) las preocupaciones se centran en la contaminación del suelo con estroncio-90 y cesio-137, con periodos de semidesintegración de unos 30 años. Los niveles más altos de cesio-137 se encuentran en las capas superficiales del suelo, donde son absorbidos por plantas, insectos y hongos, entrando en la cadena alimenticia.

Las formas físicas y químicas del escape incluyen gases, aerosoles y, finalmente, combustible sólido fragmentado. Sobre la contaminación y su distribución por el territorio de muchas de estas partes esparcidas por la explosión del núcleo no hay informes públicos.
Algunas personas en las áreas contaminadas fueron expuestas a grandes dosis de radiación (de hasta 50 Gy) en la tiroides, debido a la absorción de yodo-131, que se concentra en esa glándula. El yodo radiactivo procedería de leche contaminada producida localmente, y se habría dado particularmente en niños. Varios estudios demuestran que la incidencia de cáncer de tiroides en Bielorrusia, Ucrania y Rusia se ha elevado enormemente. Sin embargo, algunos científicos piensan que la mayor parte del aumento detectado se debe al aumento de controles. Hasta el presente no se ha detectado un aumento significativo de leucemia en la población en general. Algunos científicos temen que la radiactividad afectará a las poblaciones locales durante varias generaciones, la cual se cree que no se extinguirá hasta pasados 300.000 años.

Las autoridades soviéticas comenzaron a evacuar la población de las cercanías de la central nuclear de Chernóbil 36 horas después del accidente. En mayo de 1986, aproximadamente un mes después del accidente, todos los habitantes que habían vivido en un radio de 30 km alrededor de la central habían sido desplazados. Sin embargo la radiación afectó a una zona mucho mayor que el área evacuada.

Fauna y flora

Después del desastre, un área de 4 kilómetros cuadrados de pinos en las cercanías del reactor adquirieron un color marrón dorado y murieron, adquiriendo el nombre de "Bosque Rojo".
En un radio de unos 20 o 30 kilómetros alrededor del reactor se produjo un aumento de la mortalidad de plantas y animales así como pérdidas en su capacidad reproductiva.
En los años posteriores al desastre, en la zona de exclusión abandonada por el ser humano ha florecido la vida salvaje. Bielorrusia ya ha declarado una reserva natural, y en Ucrania existe una propuesta similar. Varias especies de animales salvajes y aves que no se habían visto en la zona antes del desastre, se encuentran ahora en abundancia, debido a la ausencia de seres humanos en el área.
En un estudio de 1992-1993 de las especies cinegéticas de la zona, en un kilo de carne de corzo se llegaron a medir hasta cerca de 300.000 bequerelios de cesio-137. Esta medida se tomó durante un periodo anómalo de alta radiactividad posiblemente causado por la caída de agujas de pino contaminadas. Las concentraciones de elementos radiactivos han ido descendiendo desde entonces hasta un valor medio de 30.000 Bq en 1997 y 7.400 en 2000, niveles que siguen siendo peligrosos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_de_Chern%C3%B3bil

sábado, 28 de mayo de 2011

Chernobyl




































































Hace algunas semanas también se cumplieron 25 años del accidente de Chernobyl. La mayor catástrofe ocurrida en toda la historia nuclear. Tragedia que causo varios muertos, miles de evacuados, cuerpos contaminados por la radiación, deformaciones, suelos sin vida, etc


Desastre que este año volvió a revivir en la central de Fukushima, durante el terremoto en Japon.









sábado, 21 de mayo de 2011

Clementina

Y el otro día se cumplieron 50 años de la primer computadora que funcionó en el país. La cual se la llamó Clementina.
A continuación va detallada la historia.





















UNA HERRAMIENTA PARA LA CIENCIA
La llamaron Clementina
Fue la primera computadora científica del país. Se instaló en la Universidad de Buenos Aires a fines de 1960.



Leonardo Correa. lcorrea@clarin.comEstán en escuelas, hospitales y supermercados. Manejan el tránsito y los aeropuertos. Se las ve por todos lados. Pero aunque hoy cueste imaginarlo, alguna vez las computadoras no organizaban el mundo. Sencillamente porque no existían.

En la Argentina, hasta la década del 60, los cálculos matemáticos sólo se podían hacer en papel y lápiz, hasta en ámbitos académicos. Pero en 1961, todo cambió.

En los días en que los Estados Unidos rompían relaciones con Cuba, y en la Argentina Arturo Frondizi caminaba por los últimos tramos de su gobierno, el científico y creador del Instituto del Cálculo de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, Manuel Sadosky, le pidió a Bernardo Houssay un crédito sin usar que le habían otorgado al CONICET, la institución que presidía Houssay. Se trataba nada menos que de 300 mil dólares.

Houssay aceptó la propuesta de Sadosky y utilizaron el dinero para traer al país la primera computadora, con fines científicos y académicos: Clementina.

Para la compra se realizó una licitación pública a la que se presentaron IBM, Sperry Rand, Philco y Ferranti. Y ganó una Ferranti, modelo Mercury II, que vino de Inglaterra.

Llegó al puerto de Buenos Aires el 24 de noviembre de 1960, y luego de una extensa puesta a punto, meses después empezó a ser utilizada.

De las computadoras que se conocen hoy tenía poco y nada. Funcionaba gracias a unas 5 mil válvulas de vidrio y tenía una memoria de núcleos magnéticos de 5 K, unas 50 mil veces menos que una computadora hogareña de estos días. Para los ojos de hoy parecería algo grande: medía 18 metros de largo.

Además, no tenía monitor ni teclado. La entrada de instrucciones (lo que hoy hace el teclado) se conseguía mediante un lector fotoeléctrico de cinta de papel perforado. Y los resultados (lo que hoy otorga el monitor) eran emitidos por una perforadora de cinta que alimentaba una impresora que llegaba nada menos que a las 100 líneas por minuto.

En cuanto al software, utilizaba el denominado sistema Mercury, que tenía varios lenguajes de programación.

Clementina fue del grupo de las llamadas computadoras de primera generación, las que reemplazaron a las máquinas electromecánicas de cálculo.

Un edificio especial

Se instaló en el único edificio que tenía por aquel entonces la actual Ciudad Universitaria. Pero para que Clementina entrara allí, se tuvo que modificar el edificio. Por el tamaño de la computadora y por el importante sistema de refrigeración que necesitaba, producto del calor que despedían las 5 mil válvulas.

La computadora se usó día y noche. En ella se ocuparon unas 100 personas, entre las que había matemáticos, químicos, ingenieros y físicos.

Clementina trabajó para YPF, para Ferrocarriles Argentinos, para la CEPAL y para varias universidades. Además proyectó el desarrollo hidráulico de la zona cuyana y hasta la usó la física nuclear Emma Pérez Ferreira para hacer cálculos sobre partículas.

Tuvo un final que no merecía. Fue destruida. Muchas de sus piezas desaparecieron luego de la intervención militar a la Universidad de Buenos Aires por el gobierno del general Juan Carlos Onganía, implementada la llamada Noche de los Bastones Largos, en 1966.

En 2002, Sadosky le dijo a Clarín "Le pusimos Clementina porque modulando un pitillo que emitía la máquina, se escuchaba Clementine, una canción inglesa muy popular. Después, nosotros hacíamos que se modularan tangos también. Pero le quedó el nombre".

http://edant.clarin.com/suplementos/informatica/2005/08/17/f-00511.htm

lunes, 16 de mayo de 2011

¿Obama mato a Osama?






























Y aquel Lunes no terminábamos de lamentar la muerte de Sábato cuando nos sorprendió la noticia de que a Ben Laden lo habían matado.






Noticia un tanto extraña. Primero decían que con eso el mundo iba a estar mas seguro, que se le había dado un fuerte golpe al terrorismo, etc. Y al rato explicaban lo contrario. Que se temía una ola de atentados en venganza por lo ocurrido.
También es raro eso de que lo hayan asesinado en alta mar, sin nadie que lo viera. Y que no quieran mostrar fotos de su cadáver.






O que cuando todos decían que estaba oculto entre las montañas lo hayan encontrado en una mansión.
Yo no soy analista internacional ni mucho menos periodista. Pero a veces dudo si Bin Laden realmente existió o si no fue todo un invento para usarlo de pretexto con el fin de justificar ataques o invasiones.
Porque nunca se lo mostró hablando en vivo frente al público, dando conferencias, haciendo entrevistas, etc. Siempre en videos o fotos que vaya uno a saber quien grabó.











































                                         Farenheit 9/11







                                              Zeitgeist







                    Mentiras que matan

domingo, 8 de mayo de 2011

El telefono



El teléfono














El teléfono sonó en aquella noche. Susana se levantó a atender pero del otro lado no contestó nadie. Siguió durmiendo. Al otro día ocurrió lo mismo. Solo que esta vez fue mientras cenaba. Colgó y regresó a la mesa.

Durante las semanas poteriores fueron dos llamadas en vez de una. A veces a la mañana, otras a la tarde o durante la noche. Pero siempre tenían la misma modalidad. Ella atandía y del otro lado nadie respondía.

Esta situación si bien no la preocupaba ya le resultaba un poco extraña. Pensaba que tal vez se trataba de alguno de sus dos hijos que vivían en Italia y no se podían comunicar. Pero luego descartó esa hipótesis al hablar con ellos y comprobar que nunca habían llamado.

Hacía dos meses que vivía en ese departamento. Despues que murió su marido a causa de un cancer terminal y ella notó que la antigua casa de Devoto le quedaba enorme. Entonces decidió venderla y mudarse al barrio de Caballito. Trabajaba de Lunes a Viernes como cajera en un banco. Y los fines de semana generalmente se dedicaba a pasear con amigas o visitar a su madre.

Otro día estaba cocinando ravioles. Sonó de nuevo el teléfono. Atendió. Pero esta vez le contesta una voz que le dijo_ ¿ está rico el menú ?_ para luego colgarle.

Se quedó paralizada a causa del miedo. Creía que alguien la espiaba. Lo mismo le ocurrió la tarde siguiente cuando regresó de su trabajo. Apenas se cambió de ropa para estar mas cómoda la interrumpió una llamada. Y del otro lado la misma voz que le preguntó_ ¿ que tal te fue en el trabajo ?

Esto la puso todavía mas nerviosa. Temía que se tratara de alguien que quisiera robarle o secuestrarla. Pensó en llamar a la policía. Pero luego desistió de tal idea al no saber que decirle o no tener pruebas.

Para intentar calmarse fue a visitar a una amiga. Con ella estuvo un largo rato hablando y tomando café. Como esta tambien vivía sola la invitó a que se quedara a cenar.

Al volver a su departamento Susana se quedó haciendo unas cosas con la computadora. Luego miró un poco de televisión para mas tarde irse a dormir. En toda esa noche no recibió ninguna llamada. Solo mensajes de texto a su celular que eran propagandas o algun que otro conocido suyo. Pero nada fuera de lo normal. También empezó a resultarle llamativo aquel teléfono. Uno de esos aparato antiguos de color negro. Nadie la llamaba por ahí y muy pocos sabian su número. Solo se comunicaban con ella a traves de su celular. Tampoco tenía idea de los motivos por los cuales los antiguos dueños de ese departamento lo habian dejado. Pensó que tal vez se tratara de un olvido y que pronto se lo irían a reclamar.

Tres días después, mietras desayunaba, ese aparato volvió a sonar. Y detrás aquella voz que ahora le dijo_ viste que durante este tiempo no te llamé_ para luego cortar.

Terminó de tragar la última tostada abruptmente y salió para su trabajo. No sin antes hacerle un breve comentario al encargado del edificio. Quien le dijo que no tenía la menor idea de esto que le ocurría y no vió a nadie sospechoso merodeando la zona. Caminaba apurada. Mirando hacia todos lados a ver si alguien la seguía. Hasta hubo una vez que se cruzó con un abuelo, ella no lo vió y se lo llevó por delante hasta dejarlo tirado en el piso. Lo que hizo que recibiera algunos insultos por las personas que estaban allí presentes.

Al regresar volvieron a llamarla. No atendió. Luego se escuchó una risa. Mas tarde el teléfono sonó de nuevo. Esta vez mientras se duchaba después de cenar. Atendió y del otro lado esa voz le pregunto_ ¿ ya te vas a dormir ?

A lo que Susana gritó desesperada_ ¡ Quien sos ! ¡ Que querés ! _ pero nadie respondió.

A mitad de la noche hubo otra llamada. Susana se adelantó preguntando en voz alta_ ¿ Que querés de mi ? _Y al ver que del otro lado no había mas que silencio de los nervios cortó el cable, tomó el aparato y lo estrelló con furia contra el piso.

Luego de este empezo a salir sangre a borbotones.

viernes, 6 de mayo de 2011

Llamadas que podrian hacer 4



Y estaría bueno alguna llamada así.




" Hola. Lo estamos llamando de tal empresa de medicina. Porque a nosotros nos interesa la salud y el bienestar de la gente antes que cualquier otra cosa lo invitamos a pasar un día de campo en una estancia.

Allí tendrá piletas, caballos a su disposición, canchas de fútbol, tenis, etc. Todo es libre y gratuito. Además puede invitar a cuantos amigos y familiares desee. Y tanto del traslado como del desayuno, almuerzo y merienda nos encargamos nosotros".



































lunes, 2 de mayo de 2011

Llamadas que podrian hacer 3

También podrían decirte esto.



"Hola. Se ha ganado un auto 0 kilómetro. Díganos bien donde vive así ya mismo iremos a entregárselo"