Red de escritores en español

lunes, 30 de enero de 2012

Historias de polacos y ucranianos en Misiones

 
La ciudad de "Apóstoles" fue fundada en 8 de Septiembre de 1633, con el nombre de "Natividad de la Virgen", por el Padre Jesuita Diego de Alfaro. Posteriormente fue refundada, el 29 de Junio de 1638, con el nombre de "Santos Apóstoles Pedro y Pablo", ubicándose definitivamente en las cercanías de la "Reducción de San Javier" y del arroyo Chimiray, y al sur de la "Reducción de San José".
Tuvo un asentamiento contínuo durante todo el siglo XIX, y en 1871, el
Gobierno de Corrientes, Provincia a la que pertenecía nuestro territorio con anterioridad al reconocimiento de lo que hoy es, la Provincia de Misiones, escindida ya definitivamente de aquélla, transformó a "Apóstoles" en la Séptima Sección del Departamento de Santo Tomé, y con posterioridad, sanciona la creación del "Pueblo Agrícola de Apóstoles", en la que se dispone la primera mensura del pueblo y de la colonia.
Más adelante, el 22 de Diciembre de 1881, cuando se sanciona la Ley de Creación del Territorio Nacional de Misiones, el pueblo de "Apóstoles" pasa a formar parte del Departamento de "San Javier". El 20 de Diciembre de 1895, se crea el Departamento de Apóstoles, y finalmente, en Agosto de 1897 llegan a Apóstoles, los primeros colonos "galitzianos", "polacos", y "ucranianos" de nacionalidad "astro-húngara".
A, el 1 de Agosto de 1898 se produce oficialmente la creación del pueblo de "Apóstoles", ubicado en el extremo sudeste de la Provincia, a 67 kilómetros de la ciudad de Posadas, tiene actualmente 27.000 habitantes y es considerada como la CAPITAL NACIONAL DE LA YERBA MATE. 

 

Apostoles - Historia labrada por polacos y ucranianos - Misiones

El tradicional carro polaco exhibido en una plaza de Apostoles


El 27 de agosto de 1897, catorce familias ucranianas y polacas llegaban a la antigua Reducción Jesuítica de San Pedro y San Pablo, donde tiempo después fundarían lo que hoy es Apóstoles.

Cuentan los registros históricos sobre inmigrantes en Misiones que el 1 de julio de 1897 llegó al puerto de Buenos Aires el vapor Antoñina, con catorce familias abordo. Diez eran ucranias y cuatro polacas. Todas ellas se embarcaron después en una travesía de una semana hasta Posadas y de ahí fueron trasladados en carretones del Ejército al interior de la provincia.

El 27 de agosto de 1897, el contingente llegó a la antigua Reducción Jesuítica de San Pedro y San Pablo, en la actual Apóstoles, donde les otorgaron dos lotes de 25 hectáreas por familia, a pagar durante diez años a un valor de un peso por mes.

Los primeros tiempos no fueron nada sencillos para los recién llegados. Los lotes asignados requerían de arduas faenas para el sembrado e incluso estaban repletos de termiteros que amenazaban la siembra. Al principio, las familias ucranianas subsistieron en carpas y, a medida que se iban labrando a base de sudor y lágrimas los primeros suelos, se fueron construyendo pequeñas iglesias cristianas en cada asentamiento inmigrante.

La historia, según consta en el Museo Histórico Juan Szychowski, continuó cuando “poco después, con destino a Apóstoles, desembarcaron en la Argentina veinte familias polacas. Luego de permanecer algún tiempo en el legendario Hotel de los Inmigrantes, arribaron al puerto de Posadas y desde ahí marcharon a pie durante varios días hasta la recién fundada Colonia de Apóstoles, recorriendo los ochenta kilómetros que los separaban de su destino tras los carros que transportaban sus pocas pertenencias. Fueron tiempos difíciles para esos hombres, mujeres y niños que no estaban acostumbrados al abrasador calor tropical y a los mosquitos que laceraban su piel”.

En los detalles acerca de la alimentación de aquellos colonos, se puede vislumbrar el grado de sacrificio que conllevaba la nueva vida: “Debieron esperar dos años para poder comer pan, ya que las hormigas y los carpinchos diezmaban los plantíos de maíz. Se alimentaban principalmente con mandioca, porotos, batata y aprovechaban la abundancia de animales silvestres que les proveían de carne. Enfermedades como el paludismo y el cólera y las picaduras de serpientes segaron las vidas de muchos hijos de aquellos primeros colonos, y los productos logrados no siempre compensaban los sacrificios realizados”.

A pesar de los contratiempos, del desconocimiento del idioma y de las costumbres locales, de la resistencia de la naturaleza salvaje al progreso de la civilización, los esfuerzos de estos primeros colonos comenzaron a dar frutos y, ante una perspectiva promisoria, otras familias comenzaron a arribar.

Si en 1897 vivían en Apóstoles 297 personas -que, sumadas a las de los alrededores, llegaban a las 900-, para 1903 ese número se había incrementado a 6.000 habitantes, en su gran mayoría ucranianos.  

Los primeros colonos también buscaron mantener y trasladar a sus hijos sus costumbres, tradiciones y creencias religiosas. Para tal fin, en 1907, en el décimo aniversario de la llegada de los primeros colonos europeos a la Argentina, se edificó el primer edificio de una escuela ucrania. Esto ocurrió en el pueblo de Las Tunas, también en Misiones.

Allí, “las clases se dictaban en la casa del colono Graboviecky y el primer maestro fue Dmytro Warenycia. Luego esta escuela se trasladó a Tres Capones. Para 1908 ya eran tres las escuelas: en Las Tunas, en Apóstoles y en Tres Capones” reseñan en el Museo Szychowski.    

También en ese mismo registro histórico se refleja que, ya en 1921, el sacerdote Iván Senyszyn organizó una cooperativa en Apóstoles, “La Agrícola Ucraniana”, buscando incrementar la
capacidad económica de los pioneros.



Fuente e Imagen: Diario Primera Edicion Web


Ver: Ucranianos en Misiones
Ver: Origen Historico de Apostoles
http://www.hechoenmisiones.com/2011/08/apostoles-historia-labrada-por-polacos.html

12 comentarios:

Lao dijo...

Gracias Gustavo, interesante información. Un abrazo.

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

muchísimas gracias,por estar,por seguir!
preciso,precioso,post!Gus...me gusta como dices,cómo relatas y cuentas!
un abrazo,importante
lidia-la escriba/autora/molesta



blog actualizado!

Neus dijo...

mi amigo historiador, has trabajado mucho mientras he estado preparando exámenes. Ahora tengo que ponerme al día porque me gustan estas clases tuyas. Te iré comentando, un beso!:D

maria cristina dijo...

Cuánto sacrificio ignorado, cuántas familias tuvieron que vivir épocas difíciles antes de poder disfrutar de nuestro país. Estos tiempos son muy diferentes para los que vienen de otros países, acá encuentran un lugar en cuanto llegan. Gracias Gustavo, un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

De nuevo por tu casa, disfrutando de las cosas que nos dejas.

Saludos y un abrazo.

Gustavo dijo...

Hola Lao que tal. Bueno en parte esa historia se sabe, bah al menos creo. Un representante en el famoso Chango Spasiuk, de Misiones y desendiente de ucranianos. Y en parte yo tambien soy descendiente de polacos y rumanos. Solo que de Buenos Aires y de religion judia jaja.
Te mando un abrazo y que tengas buen fin de semana.

Gustavo dijo...

Hola Lidia que tal. Bueno el que te tengo que dar las gracias soy yo. Por seguir, por pasar. Me debo una visita a tu blog. En realidad a todos los demas blog. Es que entre el calor, entre que estuve algunos dias sin luz y otros tantos afuera mucho no me estoy conectando. Solo lo justo. Pero teneme paciencia jaja
Te mando un abrazo y que estes bien. Chau

Gustavo dijo...

Hola Neus como andas. Como los trata la ola polar. Dicen que hubo varios muertos verdad?
Y en realidad en cuanto a mi blog mucho no hice. Todo esto se me ocurrio para Noviembre mas o menos. Asi que decidi buscar, googlear y guardarme todos los links en mi direccion de email. Asi que ahora no hago mas que copiarlos y subirlos por aca jaja.
Te mando un abrazo y suerte en los examanes. Chau

Gustavo dijo...

Hola Maria Cristina que tal. Si. Cuantas historias que se desconocen, que pasan desapercibidas. Aunque ahora muchos inmigrantes tambien sufren discriminacion, los encierran en piezas obligandolos a trabajar no se cuantas horas, a prostituirse, etc. Nunca es facil. Tanto para ellos como para los argentinos que emigran a otros paises. No se. Al menos es lo que me parece a mi. Puedo estar equivocado.
Te mando un abrazo y ojala que estes bien. Chau

Gustavo dijo...

Hola Hisperion. Bueno gracias por pasar. Me debo una visita a tu blog tambien. Como le decia a Lidia. Entre el calor, entre que estuve unos dias lejos de la compu y otros tantos sin luz mucho no estuve entrando. Pero ya lo voy a hacer mas seguido. Solo pido que me tengas paciencia. Vos y todos mis seguidores jaja.
Un abrazo y me debo una visita a tu blog jaja. Que andes bien

Tiago dijo...

Mi familia inmigró a Entre Ríos hace mucho, hace un tiempo viajando conocí la casa donde se había asentado mi bisabuela, que aún pertenece a familiares lejanos míos. Es bueno aprender estas historias lindas y que son bastante recientes aún, hoy en día uno puede vivir en un Apartamento Buenos Aires pero es muy probable que sus antepasados hayan inmigrado a una de las miles de colonias agrícolas de las que se llenó nuestra tierra a fines del sXIX y comienzos del XX.
Saludos

Gustavo dijo...

Hola Tiago que tal. Si siempre hay verdaderas hstorias detras de los antepasados. Mis abuelos paternos eran de Polonia y Rumania. Y mi bisabuela materna era de Rusia. Solo que vivio unas decadas en Uruguay donde nacio mi abuelo materno y despues vinieron a Argentina. Toda una mezcolanza de paises jaja. Un abrazo