Red de escritores en español

sábado, 7 de septiembre de 2013

El circulo rojo



Aquella aldea se hallaba en medio de un rio de lava. Sus habitantes se sentían mas que cómodos. Lo llamaban "el circulo rojo" por su fuerte color. Sobre todo cuando oscurecía. Se asemejaba a un enorme anillo de fuego que rodeaba el pueblo. Y lo mantenía aislado del mundo.
Allí depositaban los residuos con el fin de deshacerse de ellos evitando bacterias o enfermedades, lo mismo hacían con los cadáveres. También ponían ollas para calentar los alimentos o calentar el agua que sacaban de los aljibes. No había electricidad. Pero la luz que generaba aquel río era tal que por las noches las calles se mantenían iluminadas. La gente después de cenar sacaba las sillas a la vereda. Allí conversaban, tomaban algo o jugaban a las cartas o ajedrez hasta que el sueño los invada. Momento en el que entraban las sillas y se iban a dormir. Tampoco los inviernos eran demasiado crudos. Aquel circulo protegía el pueblo de las bajas temperaturas. Y cuanto mas cerca se estaba del río menos frío hacía. De modo que muchos abuelos caminaban por las baldosas que se situaban al lado para entrar en calor. Una especie de rambla. A la que muchas parejas también la utilizaban para besarse.
Por todas esas cosas sus habitantes tenían dos días al año para hacerle ofrendas. Cada cual podía elegirlos al azar. Pero debían ser dos. En uno arrojaban flores sobre la lava en señal de agradecimiento. Y en otro arrojaban semillas como forma de seguir alimentando el fuego.
En cuanto al origen de ese circulo era difuso. Había dos versiones. Algunos creen que los fundadores del pueblo se encargaron de construirlo. Cavando surcos a su alrededor y depositando allí la lava de un volcán cercano. Con el fin de resguardarlo ante un posible ataque. Pero una mayoría apunta a que ese circulo estaba mucho antes que la aldea. Y que su magia hizo que ella estuviera radicada en su interior. Con el fin de que sus habitantes tuvieran luz y calor para toda la eternidad.
Así se mantuvo ese circulo hasta la actualidad . Rodeando al pueblo. Con sus pobladores mas que agradecidos. Aislados completamente. Sin que nadie sepa de su existencia.

5 comentarios:

magu dijo...

GUS
Es lindo porque estaban protegidos porque no vendría gente extraña, pero ?podrían salir de algún modo si querían?, por otra parte ¿cómo podía acercarse alguien nuevo con buenas intenciones?. Nuestro país debería volver a cuidar las fronteras de tanta gente mala (no hablo de los campesinos bolivianos o paraguayos), hablo de los colombianos narcotraficantes, de los que rompen llantas en las rutas, se ha detectado que son colombianos (aunque no todos los que vienen son malos). Estoy cansada de tantos extranjeros abusadores que vienen a nuestro país, todos pobres, guarangos, cargados de hijos para tener el plan subsidio, usurpan tierras. Te juro que yo no era así, no era ni racista ni xenófoba, pero quiero ser sincera y expresar lo que siento. Es como si a tu casa (que cuidás y ahorraás luz y gas) vinieran veinte personas de afuera, ruidosas, invasivas, te comen todo, se acuestan en tu cama. Necesitamos un círculo rojo para proteger nuestro país, que no venga más gente, y que no por pisar nustro suelo ya sus hijos sean argenintos, que camiben esa ley. Sé que no estás de acuerdo porque sos buenazo, yo también soy buena pero estoy casnada de la gente extraña, de afuera y de tanta superpoblación en bs as y edificios ahí y en el conurbano (soy canceriana) pongamos un círculo rojo GUS.

Amapola Azzul dijo...

Besos, muy bello relato.

maria cristina dijo...

Qué revuelo armó Macri con esa frase! Hasta te dio pie para este inspirado relato, Gustavo, un abrazo!

Gustavo dijo...

Hola como andan. Si!!! Como dijo Maria Cristina. Le tengo que agradecer a Macri por eso. Si no fuera por eso que dijo jamas me hubiese salido este cuento jaja.
Pero bueno. Cada dia se aprende algo,
Un abrazo y que tengan buenas noches

LAO Paunero dijo...

interesante la historia del pueblo protegido por el "círculo rojo" ¡UN ABRAZO GUSTAVO!