Red de escritores en español

sábado, 19 de octubre de 2013

El futuro del agua

En 2050 la escasez de agua afectará a 7.000 millones de personas

Naciones Unidas advierte de la gran crisis del siglo XXI, agravada por el cambio climático



Siete mil millones de personas padecerán escasez de agua en 2050 debido a los efectos del cambio climático sobre los recursos hídricos, según el último informe de Naciones Unidas publicado en vísperas del Foro Mundial del Agua (16 y el 23 de marzo) y del Día Mundial del Agua, que se desarrolla el próximo día 22. El origen de la crisis no hay que rastrearlo en la propia naturaleza, sino en la gestión de los recursos hídricos, esencialmente causada por la utilización de métodos inadecuados. Por Sergio Manaut.



 
 
Cada día miles de niños pasan gran parte de su tiempo en las aguas contaminadas de los ríos que cruzan los países más pobres del planeta. Muchos de ellos hunden sus pies en el barroso fondo para buscar metales preciosos que luego canjean por unas pocas monedas.

Otros, en cambio, se zambullen para acercarse a los cruceros que, cargados de turistas, navegan esos ríos llenos de historia y miseria. Las barandas de los barcos marcan la distinta suerte corrida por unos y otros: mientras a los que están a bordo el final del día les espera con reparadoras pompas de jabón, los niños continuarán en sus pompas de agua, a las que indefectiblemente están condenados.

Si a estos pequeños el presente se les presenta sombrío, el futuro asoma todavía más desalentador. La Tierra se enfrenta en este comienzo del siglo veintiuno con una grave crisis del agua.
 
 
 
 
La guerra del agua“La próxima guerra en nuestra región se desatará con relación a las aguas del Nilo, no a la política” digo Boutros Ghali, ministro de relaciones exteriores de Egipto. Los especialistas o gobernantes ya no se preguntan si va a ver una disputa por el agua, sino cuándo va a ser la crisis.
 
Más puntualmente, en Egipto el problema es el siguiente: Egipto, en donde casi no llueve, la población se abastece casi por completo con las aguas del Nilo. Además Egipto tiene un contrato con Sudán (en donde convergen el Nilo Azul con el Nilo blanco) que le permite sacar 55.500 millones de metro cúbicos (mmc.) por año. Pero Egipto no es el único que utiliza el agua de este río, en realidad es el último en una fila de nueva sedientos países, quienes no reconocen límite alguno en el consumo de las aguas para favorecer a Egipto o Sudán, en efecto, los planes de desarrollo de Etiopía podrían reducir el volumen de agua del Nilo Azul en la frontera con Sudán a 5.400 mmc. y provocar desérticas consecuencias río abajo.
A pesar de los trabajos que se están realizando, Egipto está condenado a una crisis próxima debido a que su población está creciendo a una velocidad muy acelerada. Egipto y ano cuenta con recursos ediciones para explotar, solamente le queda mejorar las técnicas de aprovechamiento de los fuentes actuales y una mejor administración de los sistemas de riego. Una de las pocas alternativas de Egipto es la de disminuir la población de alimentos para gastar menos agua en el campo y depender más del comercio exterior. Este es una decisión difícil, ya que tiene una gran deuda externa y podría debilitar aún más la inestable economía nacional.

Conflictos puntuales de la escasez a nivel mundial
El crecimiento demográfico en todo el mundo, que pide más agua para la agricultura, la industria y el consumo doméstico da como resultado un aumento anual en la demanda de agua dulce. En teoría, los 9.000 kilómetros cúbicos de agua, existentes para el uso del hombre, podrían fácilmente satisfacer las demandas. Sin embargo, en muchas partes del mundo están experimentando una escasez de agua, bien a causa de una sequía en la zona, bien porque las aguas de la superficie, los ríos y los lagos están contaminados por desechos humanos e industriales, o sencillamente porque, aunque haya agua en abundancia, ésta se despilfarra alegremente. Tales son los casos de:
  • Egipto: Casi nunca llueve, por lo que el país depende por completo de las aguas del Nilo, que se originan en su 80% en Etiopía y en su 20% en Tanzania. Antes de llegar a Egipto, del Nilo se abastecen 8 países, muchos de los cuales no reconocen sus límites en cuanto al porcentaje que pueden utilizar. Además, el Nilo disminuye notoriamente en períodos secos, y tiene un patrón de afluencia que incluye períodos de escaso volumen al comienzo de cada siglo. Se calcula que para el corriente año, el crecimiento demográfico y los bajos niveles previstos en el Nilo dejarán a Egipto con un tercio menos de agua.
  • Medio Oriente: Los problemas del agua son expansivos debido a que el agua es muy escasa. Si los habitantes de la región no se unen para buscar una solución al problema, la guerra será inevitable. Las causa de la escasez de agua son tres: las reservas de agua están reducidas al mínimo y se ven afectadas por enfrentamientos a causa de tensiones políticas, étnicas y religiosas; el crecimiento vegetativo es alarmante; y, debido a la sequedad del clima, la producción de alimentos depende del agua. Además, los estados que poseen los cursos superiores de los ríos emprenden reacciones que disminuyen el caudal y perjudican a los que se abastecen de los cursos inferiores. El excesivo bombeo de las napas freáticas provocó la penetración del agua salina.
  • India: Sus agravantes problemas derivan tanto o más de la mala administración del recurso como de su escasez. La mayor parte de las lluvias caen durante junio-septiembre por lo que se deberían controlar las inundaciones y así captar y almacenar el agua para la temporada de sequía. Con este objetivo y con el de generar hidroelectricidad, el gobierno había construido represas. Pero la deforestación destruye las cuencas. Se producen inundaciones porque la tierra no absorbe agua para crear napas y por su excesivo bombeo, éstas se han contaminado con agua salada. El bombeo de agua para la agricultura ha hecho descender desmesuradamente el nivel de agua en la superficie, los esfuerzos del gobierno por llevar agua a las zonas rurales no han dado resultado.
  • China: La población de China padece una acuciante escasez de agua en 50 de sus grandes ciudades, y la población se alimenta sobre la base de tierras que ya superaron el límite de fertilidad, por lo que es preciso obtener los rendimientos altos y confiables que ofrece la irrigación. No obstante, las ciudades carentes de agua objetan que el sector agricultor reclame los escasos recursos. Mientras tanto, las napas freáticas siguen disminuyendo. Existen varios proyectos para aliviar la angustia: desviar ríos, distribuir agua del campo a la ciudad, utilizar menos agua (se limitó legalmente) para el cultivo.
  • Europa del Este: Los desechos industriales o municipales han contaminado los ríos de estos países. El Vístula, en Polonia, se encuentra tan contaminado que sus aguas ni siquiera sirven para uso industrial.
  • URSS: El mar Aral fue hace tiempo un lago gigante que abastecía de agua dulce una extensa zona. La contaminación y el desvío de las aguas de sus afluentes lo han dejado en menos de la mitad del tamaño que tenía hace 25 años. Esto provocó la escasez de agua en Asia Central, que amenaza con encender tensiones políticas y cobrarse u fuerte tributo económico y social. Si no se toen medidas de prevención, el Aral quedará convertido en varios lagos residuales. La eliminación del Aral tornaría inhabitables las zonas adyacentes al mar. Las cosechas se perjudicarían porque el viento recoge la sal seca del lecho, y la deposita en los cultivos. Se produciría un deterioro de la salud por agua potable de baja calidad. Salvar al Aral significa restar agua a la agricultura, fuente de alimento y de trabajo.
  • Estados Unidos: Las grandes reservas de agua de superficie en los ocho estados de las Grandes Llanuras se han visto reducidas hasta el punto de que el nivel de agua decrece anualmente un metro. En el sur de gran California, la sequía y el consumo despreocupado han ocasionado una gran escasez de agua. Para satisfacer la demanda siempre creciente, se están llevando a cabo obras para poder utilizar las aguas de los lagos del norte del estado. Se habla incluso de construir plantas desalinizadoras.
Problemas interprovinciales en la Argentina
Muchos conflictos despierta el aprovechamiento de agua en las diversas provincias argentinas, no sólo por la ineficiencia de la infraestructura interna sino también por la manera en que la misma afecta a cada provincia dependiente de un río compartido. Por ejemplo, el noroeste de la provincia de Santa Fe recientemente se quedó sin recibir el mínimo nivel de agua del Río Salado, proveniente de Santiago del Estero y Salta.
Según los santafecinos, esto se debe a que en Santiago se construyó un terraplén sobre el río que tapona el mismo. Por lo tanto, Santa Fe se quedó sin el agua que potabilizaba y luego usaba para consumo humano.
En Santiago del Estero sostienen, sin embargo, que el terraplén no afecta al Río Salado sino al Dulce (sobre el cual Santa Fe no tiene derechos). Además explican que la falta de caudal del río no es culpa de la sequía sino también de la gestión en la provincia de Salta. Los salteños, por su parte, niegan las acusaciones de Santiago del Estero sobre la existencia de represas en manos privadas y tomas de agua clandestinas. Además aseguran cumplir con la mínima entrega de agua a Santiago del Estero.
Datos del curso del río Salado: El río Pasaje, tras atravesar las Sierras Subandinas, recibe la denominación de Juramento. A partir del punto de captura por el río Salado, este colector recibe la denominación final de río Salado del Norte hasta su desembocadura en el río Paraná a la latitud de la ciudad de Santa Fe.
 .

El Río Colorado fue hasta aproximadamente el primer cuarto de este siglo el colector de los desagües andinos desde el reborde sur de la Puna hasta las nacientes del Atuel.
Las aguas del Colorado se embalsan en la presa Los Divisaderos, la primera de la provincia de la Pampa, que además de energía asegura el riego de la colonia 25 de Mayo.
En las márgenes del Río Colorado se riegan 90.000 hectáreas que forman uno de los más extensos oasis de la Argentina.
Hay que tomar en cuenta que este río, al dividir naturalmente a las provincias de Mendoza, La Pampa y Buenos Aires, al norte, de las de Neuquén y Río Negro, al sur, es aprovechado de diferente manera por cada sector y es esto lo que genera conflictos.

5 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Hola Gustavo
Interesante post, de verdad que el futuro no es nada prometedor.
Un abrazo, buen finde

maria cristina dijo...

Gracias Gustavo, toda esta información nos desasna a algunos como yo, hay cosas que desconocía, debemos tomar conciencia de muchas cosas, un abrazote grande!

magu dijo...

GUS
lee la DÉCIMA REVELACIÓN que habla de eso, entre otros temas ecológicos y rezá mucho, pongámonos positivos, yo no riego las veredas solo las barro, evitemos usar productos químicos para las veredas que tienen ároles y plantas, y no derrochemos, beso nene
te dejo mi oración

GRACIAS DIOS SANTO PORQUE HOY Y SIEMPRE EN TODOS LOS SERES DE TODOS LOS PLANOS Y REINOS DE TU CREACIÓN ACTÚA TU SUPREMO AMOR, ARMONÍA, BENDICIÓN, BONDAD, COMPASIÓN, FELICIDAD, LIBERTAD, PAZ, SALUD, SABIDURÍA Y PROTECCIÓN, AMÉN.

LAO Paunero dijo...

Gustavo, es muy importante tu mensaje pero también es acertado el comentario positivo y fundamentado de MAGU, CREO QUE DEBEMOS CONFIAR EN DIOS Y EL SER HUMANO, te sorprenderías de lo que podemos a llegar a cambiar favorablemente. TE MANDO UN ABRAZO PROFUNDO Y SINCERO...

Gustavo dijo...

Hola. Bueno gracias. Que terminen bien la semana. Y vaya uno a saber que dira el Destino jaja