Red de escritores en español

viernes, 28 de octubre de 2016

Juan y la paloma

Juan y la paloma

Juan corría por un parque. De pronto una paloma posó sobre su cabeza. Empezó a picarlo. Intentó sacudirse pero se le puso encima de un brazo mordiéndole la piel. Quiso sacarla. Se le fue a la cara. Corrió gritando pero esta seguía hiriéndolo. Le agujereaba la remera, los pantalones. Gritaba pero nadie lo escuchaba. Tampoco había demasiadas personas. Sumado a que el parque era enorme.

Hasta que no pudo mas del dolor. Se tiró en el pasto. Sentía ardores por todas partes. Las heridas le sangraban. La paloma aun lo seguía picando sin que Juan pudiera defenderse. 


Al rato Juan cerró los ojos. Cuando esto ocurrió la paloma adqurió el cuerpo de Juan. Solo que estaba intacto. En perfecto estado y sin ninguna herida. Corrío hasta perderse. 


Mientras que Juan se transformó en aquella paloma. 

Semanas después Juan, convertido en ave, picó a una mujer que caminaba por la vereda. La fue lastimando hasta que su cuerpo no resistió. Cayó al suelo y cerró los ojos. 

Entonces Juan, de pasar a ser paloma se convirtió en esa mujer. Con la piel sin ninguna herida. Tampoco las medias o los zapatos presentaban marcas de picaduras. Se levanto y siguió su marcha como si nada. 

Ahora la mujer tenía el cuerpo de aquella paloma. La cual emprendió un nuevo vuelo. 

13 comentarios:

Rosana Marti dijo...

Muy curioso relato amigo Gus, al principio me has echo recordar la famosa película: los pájaros Hitchcock.

Besos y feliz fin de semana.

maria cristina dijo...

La mujer decidió su destino, muy bien, un abrazo Gustavo!

Sneyder C. dijo...

Cada vez que se me acerque una paloma voy a acordarme de tu sorprendente relato.

Que pases un buen fin de semana.

Saludos

Cala Guerrero dijo...

Muy bueno el relato de tan extraño suceso, aunque todo es posible. Gracias por tu atrapante relato. Saludos.

Carla Guerrero dijo...

Muy bueno el relato de tan extraño suceso, aunque todo es posible. Gracias por tu atrapante relato. Saludos.

RECOMENZAR dijo...

gracias por compartir tu vuelo

Gustavo Yandros dijo...

Hola Rosana. Aunque en la pelicula Los pajaros lo hacían en bandada. Aca solo una paloma jaja. Te mando un abrazo y que tengas lindo fin de semana

Gustavo Yandros dijo...

Gracias Maria Cristina. Un Destino con final abierto. Quien sabra lo que hara ahora jja. Un abrazo y espero que estes bien

Gustavo Yandros dijo...

Gracias Sneyder. Aca en Buenos Aires hay un monton de palomas. Dicen que se han convertido en plagas. Antes me gustaban, ahora no tanto. Ensucian, por ahi te puede caer un excremento en la cabeza. Ademas van del agua de la zanja a la basura, despues al cesped las plazas donde la gente le da de comer.
Te mando un fuerte abrazo

Gustavo Yandros dijo...

Gracias Carla. Todo puede ser posible en este mundo. Quien lo sabra. Hasta a veces los humanos colaboramos para que se haga menos real. Saludos!

Gustavo Yandros dijo...

Recomenzar. Tanto tiempo veo que has vuelto a leer mis cosas. Gracias por leer. Espero que estes bien. Saludos

CRISTINA dijo...

Hola Gustavo, con todas las paloma que hay por aquí, ya las mirare con otros ojos.
Todos como la mujer de tu relato, nos dirigimos a una continua y silenciosa transformación de nosotros mismos.
Un abrazo.

Gustavo Yandros dijo...

Hola Cristina. Hay que cuidarse de las palomas jaja. Un fuerte abrazo y que tengas lindo Sabado