Red de escritores en español

miércoles, 19 de octubre de 2016

Una marea negra

Una marea negra avanzando por el centro de la ciudad. 
Una marea negra caminando bajo la frias gotas que caen. 
Una marea negra marchando en un miercoles gris mas parecido al invierno que a la primavera. 
Una marea negra haciendose ver. 
Una marea negra exigiendo. 
Una marea negra exhibiendo pancartas con carteles de justicia. 
Una marea negra esperando que a partir de ahora haya un antes y un despues. 

Que cale hondo tanto en organismos del Estado, medios de comunicación y demas miembros de la sociedad para poder cambiar las cosas para bien.



Cada 18 segundos en Argentina una mujer llama al 911 por violencia de género.
Cada 30 horas en promedio se calula que, tambien en Argentina, muere una mujer por las mismas causas.
En lo que va del año hubo 275 femicidios.

Que nos pasó como sociedad para llegar a esto. Que es lo que ocurre en el interior de nuestras cabezas. Que cosas no hicimos o hicimos mal para que esto suceda. Que fue lo que permitimos o lo vimos como algo normal.

Toda persona tiene derecho a hacer de su vida lo que se le antoje. Obvio que sin molestar al otro. No necesita a nadie que lo controle, ofenda, lastime o maltrate, tanto psicológica como físicamente. Tampoco con una, dos o diez marchas no va a cambiar una cultura que desde siglos esta arraigada en nuestra sociedad. Pero de a poco se puede empezar a cambiar. Proyectando en las nuevas generaciones. Los derechos de uno terminan cuando empiezan los del otro. Nadie es mas que nadie. Eso podría enseñarse en las escuelas, medios de comunicación, redes sociales. Repetirlo las veces que sea necesario.

Por su parte el Estado podría darles albergue y oportunidades de trabajo a las mujeres víctimas de maltrato. Así tienen un sitio donde ir y no terminan siendo rehenes de su agresor. También las comisarías de todo el país deberían estar capacitadas para recibir denuncias por violencia de genero. Y los agresores, luego de cumplir sus condenas, ser controlados para que no vuelvan a acercarse a las víctimas o repetir los hechos. 

11 comentarios:

maria cristina dijo...

La raíz del problema, Gustavo, es la desmembración de las familias, los malos ejemplos tomados como naturales, la difusión de esos malos ejemplos como cosas que tienen que pasar, somos víctimas de los modelos que elegimos y que permitimos que subsistieran tanto tiempo. Somos culpables por no condenar de entrada, un abrazo!

CRISTINA dijo...

Todos sabemos que el cambio tiene que empezar por uno mismo. Pero estoy de acuerdo contigo, que los valores humano es importante inculcarlos desde una temprana edad, pero creo que la mayoría se mueve por creencia, y así nos va.
Gustavo, un grande abrazo!

Gustavo Yandros dijo...

Asi es Maria Cristina. Con cierta cultura patriarcal que se sigue fomentando. Programas televisivos donde tratan a las mujeres como inferiores. Ideas como que la mujer solo tiene que dedicarse a las tareas del hogar, servirle la comida al hombre cuando llega a la casa,etc. O por ejemplo me acuerdo que en mi adolescencia, a eso de los 15 años lo "normal" era debutar con una mujer para demostrar su hombría. Entre amigos, compañeros de la escuela. Incluso lo llevaban los hermanos o incentivaban los padres. Si no lo hacia lo veian raro. Ahora a casi 25 años de aquella epoca pienso que era una locura. Tambien hay que ver por que a los equipos femeninos como voley, hockey los dirigen hombres. En cambio los equipos masculinos de las mismas disciplinas no tinen DT mujeres. Tampooco vi una mujer manejando un colectivo, omnibius, Mujeres sindicalistas, dueñas de bancos, etc.
Un abrazo y que tengas un lindo finde

Gustavo Yandros dijo...

Hola Cristina. Si. Las creencias que no sabemos por que fueron inculcadas. Hay que cambiarlas por pensamientos mas humanos acordes a la epoca en que vivimos. Mas que nada a los niños, adolescentes para que cuando sean grandes puedan pensar de otra manera. Si no estamos siempre en la misma. Otro gran abrazo para vos!

Salvador Pageo Vázquez dijo...

Aparte del patriarcado machista el hombre emplea su superioridad física para esconder su debilidad mental frente a la mujer. De acuerdo que la educacion posibilita conciencia en la sociedad, pero no garantiza mucho mas que eso. Aquí en Europa los paisese nórdicos y mas civilizados socialmente que los del sur, tienen un índice de violencia de genero machista superior, de acuerdo que influyen las denuncias y la embriaguez alta del hombre por regla general, pero una de las medidas para evitar tanta muerte es la educación de defensa personal desde la infancia de las niñas, así los cobardes no responderán ante una defensa en igualdad de condiciones. Porque se habla mucho pero se hace poco, mientras el hombre dirija los designios sociales. Un saludo.

Abuela Ciber dijo...

Lao sufrio un fuerte accidente en su blog su hija lo explica
Cariños

Gustavo Yandros dijo...

Si. Yo describo lo que pasa en Argentina. Se que en todo el mundo hay diferencias. Dicen que en porcentaje los hombres ganan no se cuanto mas dinero que las mujeres. Y mira como ejemplo Donald Trump en Estados Unidos, como tratan a las mujeres en algunos paises musulmanes, etc.
Un abrazo

Gustavo Yandros dijo...

Gracias por informarme Abuela Ciber. Espero que estes bien. Saludos

RECOMENZAR dijo...

Me has llenado de luz compatriota
Me encanta lo que escribes
Un abrazo desde Miami a vos y a Mi Tierra

Gustavo Yandros dijo...

Muchas gracias Recomenzar. Un fuerte abrazo para vos tambien!

Conxita Casamitjana dijo...

Es necesario seguir insistiendo con la educación, educar en la igualdad de todas las personas, sean hombres o mujeres, decir basta a las faltas de respeto y a las injusticias y seguir insistiendo cada día porque nadie es de nadie.
Hay mucho trabajo por hacer pero afortunadamente cada vez hay más voces de hombres que se unen a las de las mujeres que decimos basta, que todos somos iguales y nos necesitamos iguales y libres.
Un saludo