Red de escritores en español

sábado, 6 de agosto de 2011

Un Viernes a la noche

Un Viernes a la noche

Daniel y Gabriela se conocieron a traves de internet. Conversaban por chat, también se mandaban emails. Hasta que finalmente se pasaron sus teléfonos. Cada tanto hablaban. Pero preferían escribirse mensajes.
Un buen día arreglaron para encontrarse. Fué un viernes a la noche. En un bar del Centro. Encargaron dos cortados. Como adentro hacía calor Daniel se quitó su campera colocándola sobre el respaldo de la silla.
Permanecieron hablando un largo rato. Gabriela le dijo que vivía en un departamento de Almagro, era abogada y en sus ratos libres se dedicaba a componer música con su guitarra. A la vez que Daniel le hizo saber que era dueño de una farmacia y vivía junto a su madre en una casa ubicada en Floresta.
Entre ambos se generó un clima mas que agradable. Así que decidieron prolongar el encuentro pidiéndole al mozo una grande de muzzarella.
Mientras comían seguían conversando. Ella le contó que su edad era de treinta y siete años y hacía cuatro que estaba separada. También que tenía un pequeño hijo pero lo había dejado en la casa de sus padres. Él en tanto le explicó que era cinco años mayor que ella. Que si bien estuvo varias veces de novio nunca se había casado ni formado familia.
Al finalizar la cena pidieron dos flanes. Daniel con crema y Gabriela con dulce de leche. Una vez que terminaron Daniel caminó hacia el baño. Antes de salir se enjuagó el rostro intentando refrescarse y sacarse el cansancio que arrastraba luego de todo un día de trabajo. También se mojó el pelo.
Cuando llegó de nuevo a su lugar se llevó una desagradable sorpresa. Vió que Gabriela no estaba. Tampoco su campera que se hallaba colgada en una silla. Ni su celular, que lo había dejado olvidado sobre el pupitre. Lo que le produjo un estado de desesperación. Pagó la cuenta y salió corriendo hacia el garage donde tenía el auto. Después a su casa.
Allí llamó a su celular pero nadie respondía. Marcó el de Gabriela y nada. Se dió cuenta que jamás le pidió el número fijo. Intentaba calmarse pero no podía. Le era imposible evitar pensar en todo aquello. Insultaba en voz baja para que no lo escuchara su madre. Se lamentaba por haberse confiado tan fácilmente de cualquiera. De no tener mas datos antes de reunirse. Hasta que finalmente se fué a la cama tomando pastillas para conciliar el sueño.
A la mañana siguiente apenas se levantó llamó a su celular y no obtuvo respuesta alguna. Lo mismo le ocurrió cuando lo hacía al de ella. Estuvo todo el día intentado comunicarse pero le era imposible.
Las semanas pasaron y Daniel jamás volvió a tener noticias de Gabriela. Ni en el chat, ni en Facebook, ni en ningún otro sitio.

5 comentarios:

Gabriela Luzzi dijo...

mmm creo que es el tipo de chica que generalmente se esfuma, atención a las que llevan ese nombre...
Saludos!
los escritos vuelan

Gustavo dijo...

Hola Gabriela. Asi se dio en el cuento. La chica se esfumo y lo dejo plantado. Y por lo que veo da la casualidad que vos tambien te llamas Gabriela. No habras sido vos no? jaja
Te mando un abrazo y gracias por pasar.
Chau

magu dijo...

GUSTAVO, GABRIELA LUZZI
A falta de una GABRIELA, DANIEL puede tener dos perras guardianas y fieles. tengo que darlas en adopción a la madre y a la hija, las encontré en el río, muertas de hambre y de frío, son tipo pppointer o dálmatas, son hermosas, la cachorrita y su mamcita joven. bue, te escribo, tengo internet pero con ua pc muylenta. bsos

Gustavo dijo...

Hola Magu como andas. bueno por lo menos ya tenes PC. Vas avanzando en algo jaja.
Pobrecitas! Con el frio que hizo deben estar re mal. Odio a las personas que abandonan a sus perros. No se para que los tienen. Para dejarlos tirados despues por ahi? Es como tener un hijo y despues no hacerse cargo. Para eso que no las tengan y listo.
Y a esas perras no te conviene llevarlas asi a algun instituto, a algun lugar tipo el zoologico, a algun lado que se dediquen a criarlos, a protegerlos para luego venderlos a futuros dueños?
No se... pregunto. Asi esos perros no tienen que estar a la interperie. Y uno tampooco puede estar haciendose cargo de todo lo que ve. Uno tambien tiene un limite.
Te mando un abrazo y que andes bien. Chau

magu dijo...

GUS
Vine al locutorio porque la pc es lentísima, no sé, debería darlas en adopción, me espantaron a dos gatitos, pero por ahora no las puedo, dar, me da pena, (de mi misma), jaja
bue, saludos