Red de escritores en español

sábado, 8 de septiembre de 2018

No tener fin

No tener fin


Políticos que toman su avión

para saber lo que decir.
Victimizándose dan una explicación
de como tenemos que vivir.

Culpando a no se que factor
reposando en una lujosa mansión.
A sus fantasías sometiéndonos
desde su mundo de ficción.


Mientras tanto

la rueda sigue girando
parece no tener fin.
El sol que va asomando
y los precios vuelven a subir.

Faltan las vacunas

la educación esta en ruinas.
La salud hundida
la vejez perdida.

El futuro se hipotecó

en la niñez que se abandonó.
En cada fábrica que cerró
en la ciencia que nos dejó.

Mientras tanto

la rueda sigue girando
parece no tener fin.
El sol que va asomando
y los precios vuelven a subir.

sábado, 25 de agosto de 2018

Es

Es

Nuestra vida

es un libro 
Que lo vamos escribiendo cada día
antes de que llegue la hora de irnos

Nuestra vida

es una obra de teatro
Con llantos, dramas y risas
hasta que quede oscuro el escenario

Nuestra vida

es un cuadro
Con diferentes tonos que lo pintan
antes que queden inmóviles nuestras manos

Nuestra vida

es una escultura
Al que la vamos moldeando de maneras distintas
hasta que la arcilla se quede toda dura

Nuestra vida

es una película
Donde somos los actores, directores y guionistas
antes que alguien nos traslade al interior de una tumba

Nuestra vida

es una canción
Con melodías que afinan y desafinan
hasta que el silencio haga oir su voz

sábado, 11 de agosto de 2018

Va


En la noche mas profunda
va mi alma perdida.
Una sombra que deambula
en medio de calles y avenidas.

Ya en la mitad del trayecto

mi barco sin rumbo aún sigue navegando
Mientras otros que recién salieron
a puerto estan arribando. 

El tren continua avanzando

pero este vagón esta estancado. 
Volviendo siempre los mismos pasos
sin llegar a ningun lado.

A la vez que mis agujas giran

dando movimientos inseguros.
Por las calles de la vida
desconociendo cual es el verdadero punto. 

sábado, 4 de agosto de 2018

En Buenos Aires

Calle Corrientes
se llena de gente
que viene y que va.

Maderas esquivan.
También vallas y rejas amarillas
mientras por sus veredas caminan



La calle Corrientes
cada vez mas lejos de ser
La que contaban que nunca duerme
hoy toda bombardeada se ve

_____________________________________________________________________

Es patético lo que estan haciendo en la avenida Corrientes. Carriles exclusivos para colectivos, bolardos, ensanchamiento de veredas. Si andaría todo barbaro estaria bien. Pero me parece que no es el momento. Hay cosas mas importantes. Ademas antes de hacerlo deberían mejorar el transporte público haciendo lineas de subte en la avenida Entre Rios y su continuación Callao, otro en Belgrano, otro debajo de Cordoba y las que le siguen Estado de Israel y Angel Gallardo. 
Tampoco se si era necesaria tanta urgencia en esa "obra". O quien la pidio. Porque antes de adornar la avenida de manera superficial me parece que hay otros asuntos mas prioritarios. Tampoco entiendo cual es la finalidad de colocar macetas o cambiar las veredas todos los años.
Es extraño tambien que mientras se recorte en salud, cultura, o educación haya tanto dinero para esto. 

Abajo unas notas mas que interesantes

_________________________________________________________________


Corrientes y el laberinto



Además del frío, de los cortes de gas, de los tarifazos eléctricos, de los sueldos que no alcanzan y de la incertidumbre laboral, los vecinos de la calle Corrientes, CABA, debemos soportar la escena de una ciudad bombardeada. Estruendo de taladros y máquinas excavadoras, hombres con cascos amarillos, multitud de zanjas, montículos, caños, rollos de cable. Las calzadas y las veredas convertidas en un laberinto de vallas amarillas que debemos recorrer con cuidado. Todo está así desde hace más de seis meses. Sólo cambia la geometría del laberinto, las zanjas, las calles trasversales cortadas, las zonas de calzadas y veredas perforadas. ¿Es una guerra?
No. Es la obra del metrobús y peatonalización de la calle Corrientes. Obra inconsulta con los vecinos, que está haciendo de todas maneras el gobierno de Rodríguez Larreta. Mientras tanto sigue el estruendo (¿por qué taladrar tanto?) desde muy temprano hasta la noche, y a veces también de noche. Algodones no alcanzan. Los departamentos abruman. Las oficinas torturan. Los locales comerciales están casi vacíos dentro del laberinto. Corrientes ha dejado de ser un paseo. El tránsito avanza lento por dos carriles. Los colectivos no tienen parada porque el laberinto amarillo ha clausurado varias. Y los colectiveros no paran en las esquinas, y si paran no abren las puertas, dicen que por seguridad la policía no lo permite. Los vecinos deben caminar cuatro o cinco cuadras por el laberinto para encontrar una parada. Y circular por el laberinto es peligroso, no apto para discapacitados: subir y bajar por rampas de madera, andar por pasillos estrechos, esquivar a los hombres de cascos amarillos, aspirar la nube de las máquinas amoladoras, alejarse de las soldaduras, vigilar el tránsito vehicular, chocar con otros vecinos, encontrar una valla, buscar una salida, tropezar, caer en una zanja…
¿Por qué se hace esta obra? No hay respuesta desde lo urbanístico que la justifique. Además los vecinos tampoco la pidieron. Queda como explicación la ornamentación.¿Hace falta, dada la notoria crisis económica actual gastar 370 millones de pesos en ornamentación? (cifra que probablemente se duplicará o triplicará al terminar la obra) ¿Hace falta, cuando el sistema de salud y la educación están colapsados, cuando crece la deuda externa, cuando hay un 50% de pibes pobres, cuando se pide austeridad a la gente, gastar 370 millones en ornamentación? ¿Hace falta torturar durante un año a los vecinos por una ornamentación?
La respuesta humanitaria y lógica es no. Sin embargo, como se verá a continuación, puede haber otro criterio, otros intereses y otra lógica.
Lo primero a considerar por esta cronista -y seguramente también por Ud. estimado lector o lectora- es el negocio. La obra pública es un formidable negocio que no ha sido ni es ajeno a este particular gobierno de Cambiemos. Las empresas ganan, los funcionarios también, y las obras son carísimas. Pero hay algo mas profundo que esto. El objetivo de hacer una obra ornamental, suntuaria, inútil. ¿Por qué querría el gobierno de Larreta hacer algo así?
Hay un criterio en este Gobierno de ciudad de cotillón. ¿Qué quiere decir esto? Es algo así como el cotillón que se arma en las fiestas infantiles. Una fantasía de evasión y engaño, como las piletas sin fondo pintadas en los balnearios municipales. La calle Corrientes es particularmente de cotillón para el gobierno de Larreta. Tiene guirnaldas en cada esquina que se encienden todas las noches del año.
Otro criterio de este Gobierno, en sintonía con el cotillón pero más elaborado, es el del parque temático. Aquí el objetivo no apunta tanto al público infantil sino al turismo -que es el arma secreta del Gobierno, según los dichos de Mauricio Macri-. La construcción de un parque temático, tanto en Disneylandia como en los llamados centros históricos de las ciudades europeas, requiere un proceso de gentrificación. Ausencia de vecinos originarios. Es decir, una construcción dedicada al turismo excluye a los vecinos. No vive nadie en Disneylandia y tampoco hay vecinos en el centro histórico de Roma. Son lugares congelados, donde se recrea una fantasía o un pasado determinado,donde no vive el vecino actual ni tampoco deja su impronta. Recomiendo al lector para entender a fondo estos procesos la exelente nota del historiador Gabriel Luna, El centro vacío La peatonalización que te excluye, Periódico VAS Nº 95, https://www.periodicovas.com/el-centro-vacio-la-peatonalizacion-que-te-excluye/

https://www.periodicovas.com/corrientes-y-el-laberinto/ 

_____________________________________________________________________________






DENUNCIA

Hablemos de corrupción: Larreta paga 15 mil pesos cada maceta 






Desde hace aproximadamente un año, en algunas esquinas del barrio de la Paternal contamos con la presencia de unas llamativas macetas de cemento colocadas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Las mismas son parte de un proyecto presentado como “Intervenciones Peatonales” desde la Subsecretaría de Movilidad Sustentable y Segura que depende de la Secretaría de Transporte.
El objetivo objetivo del proyecto es “innovar en el diseño de los cruces de las calles” para que “caminar sea más seguro, cómodo y agradable.” A través de demarcaciones con pintura reflectiva, se amplían las veredas, creando cruces más cortos y seguros. De esta manera se describe en el proyecto que “estos nuevos espacios permiten además la incorporación de macetas, mesas y sillas, generando nuevas zonas de disfrute y descanso que faciliten la apreciación del entorno urbano, de la Ciudad, su arquitectura y sus espacios verdes.”
En el mes de julio del 2017, se produjo un gran revuelo en los medios de comunicación por la creación en la órbita del Gobierno nacional de la Dirección de Movilidad en Bicicleta dependiente del Ministerio de Transporte. Diez días después, sucedió algo similar en la Ciudad, pero la noticia pasó desapercibida: se creó en la esfera del gobierno porteño la Subsecretaría de Vías Peatonales.
Según consta en el Pliego de Condiciones la denominada Obra MB1, la misma tiene como objeto primordial la instalación de macetas denominadas en el pliego como “mobiliario urbano” en 52 ochavas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esto incluye también el equipamiento y su respectivo mantenimiento, en los distintos cruces vehiculares y peatonales que obliguen a los vehículos a reducir la velocidad tanto para cruzar como para doblar en las esquinas.
El costo de las macetas de hormigón pueden llegar a ser un número acorde o no al precio de mercado pero encierra en sí mismo un conjunto de preguntas respecto al orden prioridades a la hora de satisfacer las necesidades de la comunidad. Teniendo que cada maceta costó más de 15 mil pesos y observando que en algunas esquinas se instalaron grupos de cinco macetas, arribamos a la conclusión de que en dichos lugares se ha incurrido en un gasto en “mobiliario urbano” que asciende a la cifra de 78 mil pesos.


_______________________________________________________________________________


Contratación millonaria para conocer el estado de las veredas



EMinisterio de Ambiente y Espacio Público, a cargo de Eduardo Macchiavelli, contrató a la empresa McKinsey donde trabajaron Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, ambos actuales coordinadores de la Jefatura de Gabinete de la Nación, para que realice un listado de veredas rotas en la Ciudad de Buenos Aires y qué hacer con ellas.
El 23 de enero pasado se firmó la disposición desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Públicopara la contratación del “Servicio de consultoría para optimizar el mantenimiento de las veredas de la Ciudad de Buenos Aires” por un monto de $ 13.500.000. 
En la licitación privada la discrecionalidad del que contrata es muy amplia, ya que es el mismo el que invita a las empresas que a su gusto deben participar de la compulsa.  Cabe mencionar que tanto la gestión de Mauricio Macri y la de Horacio Rodríguez Larreta han aumentado los topes para la contratación directa y la licitación privada en forma exponencial llevando a las cifras más altas de todo el país; todo por Decreto. Para dar un ejemplo, durante el 2015 el 70% de las contrataciones en la Ciudad de Buenos Ares se hicieron por contratación directa
¿Quiénes están detrás de McKinsey?
Gustavo Lopetegui y Mario Quintana actúan como los verdaderos ministros de economía del Gobierno de Cambiemos, ambos tuvieron prominentes carreras dentro de la consultora norteamericana McKinsey. Lopetegui ocupaba el cargo de CEO de LAN Argentina. Por su parte, Quintana renunció a su cargo como director de Farmacity para asumir en la función pública pero no abandonó sus acciones en el fondo de inversión Pegasus, que controla a esa firma.  Tanto Lopetegui como Quintana compartían reuniones de empresarios en la fundación Pensar.
Guillermo Dietrich cuando era secretario de Transporte de la Ciudad le entregó a McKinsey una contratación directa por más de 9 millones de pesos por 4 meses de trabajo para evaluar y proponer modernizar los sistemas de señalización luminosa, en criollo: los semáforos.
McKinsey cumplió 25 años en nuestro país en 2016, para festejar hicieron una fiesta en el teatro Colón, por supuesto, no figura en ningún documento público cómo esta multinacional accedió a contar con tal lugar para llevar adelante su celebración, de la que participaron Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta.
En esa fiesta privada, la empresa McKinsey presentó un libro en el que escriben, entre otros, Marcos Aguinis, María Eugenia Vidal, Mauricio Macri y Facundo Manes. El libro está destinado a 1500 líderes mundiales para que inviertan en la Argentina, se llama “Reimaginando Argentina”. También escribe Horacio Rodríguez Larreta y en su artículo la publicación reza “Pocos conocen como él sus calles (en referencia a la Ciudad), que camina incansablemente”. “Macchievelli y la propia McKinsey contradicen su publicación, nos costará 14 millones de pesos que el Jefe de Gobierno conozca sus calles”, concluye Costa Díaz. 



_____________________________________________________________________________

"No es lógico que se invierta en semejante monstruo y hoy tengamos salas y quirófanos cerrados"


Las comunidades de cinco hospitales porteños están en estado de alerta desde que, el mes pasado, trascendió que avanza un proyecto del oficialismo para crear el Complejo Hospitalario Sur, que implica la concentración de los hospitales Udaondo, Ferrer, Marie Curie y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP), en el predio del Muñiz. La preocupación compartida por médicos, pacientes y familiares, y trabajadores en general, dio lugar a la organización de abrazos simbólicos, reclamos formales y presentaciones en la Legislatura.
Algunas preocupaciones son compartidas entre personal de todos los hospitales. Por caso, la incertidumbre ante la posibilidad de que la concentración de hospitales implique la pérdida de puestos laborales, así como las dudas sobre los objetivos de fondo del proyecto, con el fantasma siempre presente del negociado inmobiliario con los predios que quedarán disponibles, algunos de los cuales fueron donados exclusivamente para fines sanitarios. Pero, además, la comunidad de cada institución alertó sobre riesgos puntuales que implicaría el traslado y unificación de hospitales. “Nuestros pacientes están inmunodeprimidos. Están más propensos a contagiarse cualquier cosa. Si los van a juntar con pacientes infecciosos, van a perjudicar su salud”, advirtió una de las trabajadoras del área de radioterapia del Marie Curie, donde la semana pasada hubo un masivo abrazo en defensa de la institución. Lo mismo advirtió a este medio Fabiana Demuro, médica y delegada del hospital María Ferrer: “Este hospital es monovalente respiratorio, es de riesgo biológico. Acá los pacientes están inmunodeprimidos a nivel pulmonar”, dijo sobre el riesgo que implica el contacto con otras patologías.
En el mismo sentido Gabriela Piovano, médica infectóloga que trabaja en terapia intensiva del Hospital Muñiz hace 25 años, remarcó que “el traslado o la compactación de hospitales no beneficia a quien busca respuesta en estos hospitales monovalentes. Va a significar perder personal de laboratorio, quirófanos, camas de terapia, de internación.
"La gente del IREP preguntó si iba a haber estacionamiento suficiente para toda la gente con discapacidad que se moviliza en auto para ir a ese lugar. Nos preguntamos también qué pasaría con las cloacas y el resto de los servicios, qué pasaría mientras se hacen estas obras con nuestros pacientes –señaló Piovano- Nuestro lugar era en realidad un asilo o un lugar de descanso porque son pacientes que llevan mucho tiempo internados y salen a los patios, pero todo esto sería poblado por un montón de gente circulando y realmente no tiene sentido. No tiene un beneficio ni para el contribuyente, ni para el que se atiende, ni para la salud pública. Por eso lo rechazamos”. 
"ElTornú es un hospital de referencia en enfermedades respiratorias y tuberculosis. Y la realidad es que hace seis años tenemos la sala de internación de tuberculosis cerrada. Ahora se cerró otra sala de neumonología y hay falta de camas en clínica médica. Esto hace que un hospital de 180 camas tenga en funcionamiento sólo 100. Tres pabellones del hospital que están abastecidos con mangueras porque los caños están rotos. No tenemos endoscopía desde agosto del año pasado. Y unas cuantas cosas más”, alertó Gabriel Rosenstein, clínico y gastroenterólogo del Turnú

_____________________________________________________________________________

Sobre el vaciamiento y la desjerarquización de la cultura


Según los trabajadores el proyecto existe y sería puesto en marcha luego de las elecciones de Octubre, junto con la desarticulación total de muchos de sus programas y una nueva ola de despidos.
Esto se conjuga con que desde hace varios meses en la mayoría de los espacios no se generan actividades, se ha eliminado o achicado el presupuesto para varios programas y se presentaron muchos proyectos que fueron aceptados pero nunca puestos en funcionamiento.
En relación a Programas como Quilombo, Opera y Danza, Festival Latinoamericano de Ópera Contemporánea, Orquestas Infantiles tienen cero o muy pocas actividades planificadas para lo que queda de 2017, y en esa línea Cullen denunció que el propio Avogadro pidió a los trabajadores "que sean creativos’" para organizar actividades hasta diciembre ya que no tendrán fondos. Asimismo para 2018 los fondos concursables como Becar, Fondo Argentino de Desarrollo Cultural y Plataforma Futuro y  Apex, pasarían al Fondo Nacional de las Artes, y los premios , que se reducirían a dos, serán convertidos en 'premios consagración'.
En los últimos años en Argentina, así como en otros países de la región, se produjeron una serie de importantes transformaciones políticas y sociales en las cuales las acciones culturales gestionadas desde el Estado tuvieron un rol central en el proceso de democratización. Cabe recordar  que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, reconoce los derechos económicos, sociales y culturales, a la par de los derechos civiles y políticos.
Más allá de la decisión administrativa de disminuir el rango de la institución, que implica en términos concretos la pérdida de autonomía así como una fuerte reducción del presupuesto, la desjerarquización causará la desaparición de múltiples subsecretarias y  programas dirigidos  a fomentar y fortalecer las expresiones populares locales, la cultura autogestiva y la escena independiente, que necesitan de una alianza con el Estado estratégica para potenciar el desarrollo. Lo que se quiebra definitivamente es el paradigma que comprende la importancia de la dimensión cultural como instrumento de desarrollo y de la cultura como estrategia para el cambio social. 
La cultura no puede funcionar bajo la ley de oferta y demanda, pues a medida que se fortalecen las grandes empresas se apropian de la mayor parte de la vida pública y esto conlleva la privatización de los bienes y servicios culturales, la transnacionalización de los contenidos y decisiones, y la dersesponzabilización de los agentes respecto de los intereses colectivos y el bienestar social. Un modelo cultural con mirada empresarial genera poco empleo, el quiebre de los vínculos con la comunidad, la concentración de la renta y una reproducción simbólica estereotipada.



_______________________________________________________________________________

¿En qué consiste el proyecto de UniCABA?


El proyecto de UniCABA, presentado por el oficialismo porteño a fines del año pasado, propone el cierre de 29 profesorados de la Ciudad de Buenos Aires para abrir una única universidad de formación docente. La comunidad educativa, formada por estudiantes, docentes y directivos, se opone a la medida y exige un debate que incluya diferentes posturas. ¿Cuáles son los detalles del proyecto?

El proyecto de la UniCABA irrumpió en el debate educativo en noviembre del año 2017, cuando por primera vez fue mencionado por el oficialismo porteño como una propuesta para modificar de fondo el proceso de formación docente. Con la mayoría simple en la Legislatura, confiaban en que se aprobaría rápidamente y comenzaría a aplicarse en el año 2019. El proyecto digitalizado comenzó a circular y con su divulgación surgió el inmediato rechazo de la comunidad educativa. Docentes, alumnos, sindicalistas y directivos afirmaron no haber sido consultados para la redacción de un proyecto que modifica por completo la educación como la conocen.


La UniCABA es presentada como una universidad que reemplazaría los actuales profesorados porteños. En una única sede, unificaría a todos los alumnos y docentes con la premisa de ampliar sus posibilidades de enseñanza, investigación y extensión universitaria. El proyecto intenta atacar el problema de la falta de docentes en la ciudad, pero es principalmente criticado por intentar crear un sistema completamente nuevo en vez de invertir en mejorar la infraestructura del que existe actualmente o aumentar los salarios docentes para incentivar su trabajo.

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con 29 institutos de formación docente y un cuerpo estudiantil de más de 40.000 alumnos. Estos profesorados son de nivel terciario y se encuentran distribuidos por toda la ciudad. Algunos de ellos poseen más de 100 años de historia y fueron reconocidos por su calidad educativa, muchas veces relacionada directamente al foco que tienen en su área específica de enseñanza. Cada uno de estos centros cuenta con su propio equipo docente y administrativo. Uno de los grandes cuestionamientos a la UniCABA es qué va a pasar con todo el personal que no pueda incorporarse al nuevo sistema que pretende ser más eficiente. Además, se teme que el proyecto intente alinear la ideología de la formación docente, que hoy es rica por ser descentralizada, a un nivel de politización útil al gobierno.
Las autoridades educativas también argumentan que no es correcto afirmar que convertir la carrera de maestros y profesores en universitaria, igualando todas las ramas de la educación, sea garantía de mejora en la calidad. El pase de un sistema de nivel terciario a una enseñanza universitaria no es positivo en sí mismo, necesita de una base sobre la cual crecer. La destrucción de 29 institutos para la apertura de una universidad que en su proyecto no explica cómo resolverá los problemas actuales, no será una solución para la educación argentina.

domingo, 22 de julio de 2018

Carmen

Carmen

Carmen se mudó a un sexto piso en el barrio de Caballito. Era un contrafrente. De manera que no tenía vista a la calle. Pero para ella estaba bien. Un amplio comedor, sumado a una pequeña cocina, una pieza y el baño.

A eso de las cinco de la mañana le molestaba el vecino de arriba. Quien se bañaba, caminaba de un lado al otro, ponía la televisión a alto volumen. Hasta que después salía y Carmen volvía a reconciliar el sueño. Sumado a los chicos que se hallaban justo al lado. Ya que los fines de semana por las noches gritaban y ponían la música fuerte.

Anteriormente Carmen vivía en una casa de Villa del parque. Pero después de pelearse con su ex notaba que le quedaba demasiado grande. Ademas tenía dos hijos. Uno, luego de terminar la carrera de comunicación social se fue a vivir con su novia a Puerto Madryn. El otro aún estudiaba medicina en la facultad. Pero esta alquilaba en un PH con dos amigos mas y mucho no le interesaba ir a visitarla.

Mientras tanto Carmen continuaba su vida en el nuevo departamento. Observaba a la pareja que estaba justo enfrente. Los cuales se la pasaban todo el tiempo desnudos. La horrorizaba. Una vez les gritó algo pero estos no la escucharon o se hicieron los desentendidos. Llamó al encargado pero este le dijo que mientras estos esten en su habitación él no podía hacer nada.
También le molestaba el vecino del otro lado que casi siempre se ponía a martillar a la hora de la siesta.

Sin embargo Carmen seguía con su ritmo habitual. Se levantaba a eso de las diez de la mañana, salía a hacer las compras del día. Ordenaba un poco. Después almorzaba y se iba a dormir. Mas tarde merendaba, caminaba por una plaza cercana para luego bañarse y quedarse en su departamento. Ahí se quedaba mirando tv hasta la hora de la cena. Una vez que terminaba de comer se quedaba con la computadora hasta que el sueño la invada. Momento que se dirigía de nuevo a la cama.

Otra cosa que no soportaba eran los ladridos del perro de la señora que vivía dos pisos arriba, sumado a los gritos que daba el bebe de los vecinos de abajo. O que los otros vecinos que se hallaban enfrente a veces se ponían a fumar mientras miraban por la ventana. Tampoco aguantaba a los chicos de la otra pareja que vivía dos departamentos mas al lado de ella. Los cuales al volver del jardin, a eso de las cuatro de la tarde, corrían y gritaban por el pasillo.

Luego de seis años de convivir con todo esto Carmen se mudó nuevamente a una casa en el barrio de Liniers. Pensaba que si bien era grande para ella sola le resultaba mas tranquila.
Ya un poco tarde se dio cuenta que lo único que se la pasó haciendo en todo el tiempo que vivió en ese departamento fue quejarse y ver lo que hacían los demás. Nunca se interesó en hablar con nadie, conocer nuevas personas, hacer alguna actividad que le gustara, etc

sábado, 7 de julio de 2018

En una mesa

En una mesa

Daniela bebía cerveza en un bar. Lo hacía en una mesa ubicada sobre la vereda. Le gustaba sentir el viento en la cara, ver la gente pasar. Cosa que adentro era mas dificil.
Estaba sola. Prefería hacerlo así. Horas después se le acerco una chica. Le pidió si tenía fuego. Daniela respondió que no fumaba. Esta fue a preguntar a la gente que se hallaba en las otras mesas de al lado. Al rato volvió. Le dijo si podía sentarse en la suya. A lo que Daniela contestó afirmativamente. Una vez que terminó de fumar le preguntó a Daniela que hacía ahi. Ella le dijo que le gustaba. Que sentía que su mente se hallaba en paz. Cuando Daniela acabó lo que le quedaba en el vaso su acompañante le pidió plata para comprar otra cerveza. Daniela respondió que no le alcanzaba con lo que tenía. Que ya se estaba por ir. Entonces esta última sacó algo de dinero de su billetera. Miraron cuanto había, Daniela puso algo mas y entre ambas compraron una cerveza de litro.
Ella le contó que se llamaba Sabrina, trabajaba en un maxikiosco y a la vez estudiaba en la facultad de agronomia. Quería ser ingeniera agrónoma. Daniela le hizo saber que junto a su madre vendian por mercadolibre productos de lana que ellos tejían. Bufandas, guantes, pulloveres, ropa de bebe. Tambien le dijo que en sus ratos libres le gustaba escribir. 
Sabrina le dijo que junto a tres amigas vivía en un departamento en Flores. Daniela argumentó que lo hacía junto a su madre en Chacarita.
Una vez que terminaron de tomar la cerveza no quedaba casi nadie en el bar. Daniela fue al baño. Luego le dijo a Sabrina que estaba cansada. Esta última le pregunto en que se iba o si queria que la acompañara a la parada de algún colectivo. Daniela le aclaró que ella sola se arreglaba. Ademas de darle las gracias. Se saludaron antes de despedirse.

Otra noche Daniela fue junto a Marcela, su madre, a lo de una tía suya. Esta vivia por el centro. Asi que tomaron el subte B. Al llegar su tia los recibio con ravioles que había preparado. Tambien estaba presente su primo Agustin.
Daniela y Agustin hablaban de ellos. Ya que a ambos les faltaban dos años para llegar a los treinta. Daniela le mostraba algunas de sus últimas cosas que había escrito. Tambien tomó el teléfono para que su primo pudiera ver algunas fotos de un viaje a Salta que hizo hace tres veranos con dos ex compañeras de la secundaria. Agustin hizo lo propio mostrándole a Daniela imágenes de él junto a tres amigos de la facultad en Brasil en enero pasado. Ademas de decirle que si todo iría bien el año próximo se recibiría de profesor en historia. Daniela lo felicitó. Su primo le dijo que le encantaron sus escritos y la manera de narrrar que tiene. Le aconsejó que algún día los publicara en algún lado. Entre los dos no se veían seguido. Se saludaban para los cumpleaños. O por ahí para las fiestas se mandaban mensajes por watsapp. Pero podian estar años sin juntarse. Agustin estaba demasiado metido con sus asuntos. Y Daniela en su rutina habitual
Mientras tanto Marcela y Estela, su hermana conversaban sobre sus vidas. Ambas eran separadas. Estela era seis años mas grande que Marcela. Estela decia que desde se separó de Fabian está mucho mas tranquila, mejor de ánimo. Hace poco empezo a ir a clases de zumba. Pero por ahora no tiene interes en comprometerse con alguien. Su hermana le dijo que hace alrededor de dos meses había conocido a un hombre en una milonga. Que cada tanto se hablaban por watsapp. Una vez él la invito a tomar un café. Pero por ahora no hay nada definido. 
Cuando los ravioles ya estaban fueron a la mesa del comedor. Estela se encargo de servirlos. Pidiendole ayuda a Agustin. Despues Estela sirvió café y budin.

Al terminar de cenar Estela les agradeció su visita. Agustin se quedó un rato mas. Este vivía a dos cuadras. Como a esa hora no había subtes Daniela y su madre fueron a tomar el 39. De pronto, cuando este dobló en avenida Lacroze Daniela vio que subió la chica con la que había tomado cerveza en aquel bar. Se quedó asombrada. No tuvo tiempo de hablarle. Por un lado su madre no sabía nada. Y por otra parte ellos enseguida ya bajaban.

Daniela no tenía demasiadas amigas. Le quedaban algunas de la secundaria. La mayoría de ellas estudiaban, trabajaban, otras estaban casadas, juntadas o tenían hijos. Daniela por el contrario se la pasaba tejiendo prendas junto a su madre en el departamento donde ambas vivían. En su tiempo libre para despejarse salía a pasear por algún parque, a la Reserva Ecológica a mirar el río,cada tanto al cine. O a la noche sentarse a beber una copa en algun bar. Con su madre cada tanto iba a ver alguna obra de teatro y ya que estaba cenar afuera. Aunque ella tampoco salía demasiado. A las clases de zumba, luego por ahí a tomar algo con alguna de las compañeras. A veces caminaba un rato por el parque Los Andes. Daniela no siguió la universidad. Terminó bachiller pero no sabía que carrera seguir. Era insegura, dubitativa. Le gustaba escribir. Lo hacia desde adolescente. Escribía textos sueltos, poemas, versos, cuentos. Tenía todo almacenado en la computadora. Pero ademas se tomaba el trabajo de imprimir varias copias y guardarlas en una caja en el placard de su pieza por miedo a que se le perdieran.

Una vez fue a comprar algo al super ubicado enfrente. Estaba esperando en la caja cuando vio que por la vereda pasaba Sabrina. Esta la miro, la saludo para después perderse.

Otra mañana Daniela fue a entregar unas medias y un chaleco de bebé. Tomó el 108 hasta Villa Devoto. Eligió como punto de entrega un local de comidas rápidas. No iba sola a ningún domicilio que ella no conocía por razones de seguridad. Al rato apareció una señora rubia de alrededor de sesenta años. Por la ropa coincidía con la descripción de la clienta. Daniela le gritó y la señora caminó hacia ella. Al ver las prendas esta ultima se quedo fascinada. Dijo que les encantaban. A la vez que le aclaró que era para su nietito que estaba por cumplir los dos primeros años de vida. La clienta le pagó, saludo a Daniela y se fue. Daniela se puso a contar y guardar la plata. Se sobresaltó al sentir una mano sobre su espalda. Dio vuelta la vista y era Sabrina. Esta le dijo que acababa de comer algo. Que le pareció extaño encontrarla allí. Daniela le explicó los motivos por los que había ido. Sabrina le preguntó donde iba. Le pidio que se quedara un poco mas pero Daniela le respondio que debía ir a su casa porque la esperaba su madre. Sabrina le dio un papel donde tenia escrito a mano su Facebook y numero de watsapp. Daniela mintió explicándole que por ahora su teléfono andaba mal y usaba el de su madre. Pero la agregaría apenas lo repare.
Ya en su departamento Daniela terminó con la bufanda que estaba tejiendo. Su madre fue a entregar otro pedido. Despues se dirigió a su pieza. Pensó en todas las veces que se encontró a Sabrina despues de aquella charla. Estaba muy lejos de ceer que fue pura casualidad. Pensaba que la estaba vigilando. O quería algo de ella. Aunque no sabía bien que. Menos los motivos porque lo hacía. Aunque tambien dudaba si lo hacía solo con ella o con todos en general. 
Horas después llegó Marcela. Almorzaron milanesas con ensalada. Hablaban de lo caro que estaba todo, que cada vez el dinero les rendía menos. Sumado a algun chimento que daban por television. Marcela a veces se acordaba de años anteriores. Las épocas que Daniela iba a la escuela. Su primer día de clases o cuando venian a su casa algunas compañeras de la secundaria a merendar y hacer algunos trabajos grupales. Tambien del viaje que habían hecho juntas a Ushuaia el año que se separó de Fabian. Lo recordaba como un hombre autoritario. Que quería que se hiciera todo como a él se le antojara. Si no era asi se ponía furioso. Que deseaba que ella solo se dedique a las tareas del hogar. Y a Daniela ponerla como secretaria en su agencia de automoviles. Hasta que un día. Cansado de ver que las cosas no salían como él las deseaba, se canso y se fue. 
Luego de almorzar Daniela saco las cosas de la mesa y Marcela se encargo de lavar platos y cubiertos. Posteriormente cada una se fue a su pieza.

Dos días después Daniela fue a pagar unos impuestos. Estaba haciendo la cola. Cuando siente que alguien grita su nombre. De nuevo era Sabrina. Esta le reprochó porque no la agregó ni le mando ningun mensaje. Daniela continuó diciéndole que su celular seguia en reparación. Despues Daniela por lo bajo, evitando que los que estaban detras  y delante de ella escucharan le pregunto porque la seguía. A lo que Sabrina le contesto que estaba equivocada. Que ella jamás siguió a nadie. Daniela le recordo todas las ocasiones que se habían cruzado. Sabrina le dijo que le cayó bien. Que le gustó la charla que habían mantenido en el bar. Llegaba el turno de Daniela. Sabrina la saudó diciéndole que en otra oportunidad lo hablaría con mas tiempo. 
Luego de pagar Daniela fue a hacer unos mandados. Llegó a su casa alrededor de las siete de la tarde. Su madre estaba en las clases de zumba. Comió algo y se fue a duchar. Siguió tejiendo la gorra que habia empezado hace poco. Una vez que vino su madre. Alrededor de las 20hs encargaron algo para cenar. 
Posteriormente ella se quedó mirando una película en el sillón del living. Daniela se fue a su cuarto. Se les vinieron algunas ideas a la mente que las escribió en la compu. Para mas tarde y depende de lo que se le iría ocurriendo las transformaría en un cuento. Luego de quedo mirando cosas en Facebook y youtube para después irse a dormir.

Una tarde Daniela estaba tomando sol en el Parque Centenario. La acompañaban el termo de mate y un libro de Agatha Christie. Escuchó otra vez la voz de Sabrina. Levantó la vista y era ella. Tenía un paquete envuelto. Le preguntó si podía sentarse a su lado. A lo que Daniela asintió. Del paquete sacó facturas y le convidó a Daniela. Daniela a su vez le preguntó si quería tomar mate. Sabrina le comentó que aquella noche que la vio sintió algo, como una especie de atracción. Que no las ve generalmente en las demás personas. También le dijo que la última vez que estuvo en pareja con otra chica fue hace mas de tres años. Después estuvo todo el tiempo en soledad. Que a ella no le gustan los hombres. Por eso tampoco puede compartir demasiadas cosas con las amigas con las que vivía mas alla del respeto y la tolerancia. De la cara de Daniela salio un gesto de asombro. Algo que nunca había escuchado en persona. Esta le dijo que es bastante reprimida. Tuvo sexo con un hombre en la secundaria. Pero mucho no le agradó. Y con el tiempo empezó a sentir cada vez mas atracción por las mujeres. Aunque jamás estuvo con nadie. Le explicó que le da verguenza decirle a la madre por temor a como se lo tome. Sumado a que al vivir con ella estan casi siempre juntas. Menos a sus pocas ex compañeras de la secundaria con las que aún se veía por temor a burlas. Sabrina la abrazó y besó a Daniela. Daniela sentía una emoción profunda. Algo que nunca se animó a hacer. Sabrina le dijo que al verla sola, en aquella mesa, con esa mirada le daba cierto aire de intelectual. Entonces Daniela sacó de su mochila la tablet y le mostro varias cosas que había escrito. Sabrina las leyó. Le hizo saber que estaban buenísimas. Le pidio que las publicara o hiciera algo con ellas. Porque si no quedan alli ocultas por los años, se pudren y nadie sabe de su existencia. Daniela le tomo una mano. Le agradeció por todas las cosas que le decía. Le comento que jamás nadie se había interesado por ella hasta este momento.
Se fundieron en un abrazo y se recostaron sobre el pasto