Red de escritores en español

miércoles, 29 de enero de 2014

Lugar mas arido

Atacama, vida en el lugar más árido del mundo

El estudio de las condiciones extremas de este desierto chileno podría ayudar a localizar vida en Marte o al desarrollo de medicamentos
  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Fecha de publicación: 20 de abril de 2007

Imagen: Emmanuelle
El desierto de Atacama, situado al norte de Chile, se extiende a lo largo de 2.000 kilómetros y es el más árido y seco del planeta. Además del intenso calor, el agua es tan escasa que en algunas zonas se han llegado a registrar períodos de hasta 400 años sin lluvias. A pesar de estas inhóspitas condiciones, la vida es capaz de hacerse un hueco y sobrevivir. Así lo demuestra por ejemplo un equipo de investigadores de la Universidad de Lleida, que trabaja en un proyecto de la NASA de búsqueda de vida en condiciones extremas.
En algunas zonas se han llegado a registrar períodos de hasta 400 años sin lluvias
Los científicos, con el apoyo también del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han estudiado varias rocas de halita -un mineral formado por sal común- de una de las zonas de mayor sequedad y salinidad de Atacama. Tras analizar a fondo las muestras, con la ayuda de microscopios electrónicos de 20.000 aumentos, los investigadores descubrían no sólo microorganismos vivos, sino incluso una nueva especie de bacteria. Según uno de los miembros del equipo, Jacek Wierzchos, la sal, que es capaz de absorber agua y mantenerla un tiempo, y la humedad relativa del aire, que sube a veces por la noche, permite sobrevivir a estos diminutos seres.
El descubrimiento permite a los científicos conocer algo más sobre los límites y las estrategias de supervivencia que tiene la vida para desarrollarse. Las aplicaciones de este conocimiento podrían ser múltiples. Por ejemplo, algunas compañías farmacéuticas están interesadas en estos organismos que viven en condiciones extremas y las sustancias que producen, porque podrían ser la base de futuros medicamentos.
Por su parte, los expertos de la NASA confían en que el estudio del desierto chileno les ayude a aprender más sobre la posibilidad de vida en Marte. En este planeta se reproducen algunas de las características de Atacama, por lo que los paralelismos son evidentes: Si la vida, aunque sea en su forma más simple, es capaz de salir adelante aquí, también es muy posible que pueda hacerlo en Marte, razonan. En cualquier caso, también son conscientes de que Marte es mucho más seco, mucho más frío y sufre una radiación UV mucho más intensa.
En este sentido, la NASA lleva varios años desarrollando diversos proyectos con la ayuda de equipos científicos de todo el mundo. Hace dos años, por ejemplo, Atacama fue elegido para poner a prueba a Zoë, un robot todo terreno autónomo impulsado por energía solar y equipado con diversos instrumentos científicos capaces de buscar e identificar microorganismos y caracterizar su hábitat. Gracias a este robot, los científicos responsables del proyecto, provenientes de diversas universidades estadounidenses, chilenas y de la propia NASA, lograron encontrar colonias de bacterias y líquenes en dos zonas distintas de este desierto.
Desierto Florido
Atacama también sorprende por albergar otro espectacular fenómeno ecológico que los chilenos conocen como "Desierto Florido". Cada cierto número de años, que pueden ser de tres a una década, el inusual aumento de las precipitaciones transforma kilómetros de paisaje árido y desolado en un multicolor paraíso. Numerosas especies vegetales, muchas de ellas endémicas de Chile, consiguen aflorar tras haber sobrevivido años en estado de latencia.
La explosión de vida tiene lugar entre finales de julio y principios de agosto, y puede continuar hasta noviembre. Asimismo, asociada a esta rica presencia vegetal, se desarrolla una variada gama de mamíferos, aves, reptiles o insectos. En cualquier caso, las especies no florecen todas simultáneamente, y tampoco conviven todas juntas en un mismo lugar y al mismo tiempo, dado que algunas de ellas van asociadas a una zona concreta.
El fenómeno se extiende desde el sur de la Cuesta Pajonales hasta el límite sur de la Región de Antofagasta, especialmente en el área de la Región de Atacama, aproximadamente a unos 740 kilómetros al norte de la capital, Santiago.

Algunos datos sobre Atacama

Además de ser el desierto más seco del planeta, los científicos creen que también puede ser el más antiguo, al estimarle una edad de entre 10 y 15 millones de años. Su gran aridez está determinada por el "efecto barrera" de la Cordillera de los Andes, que bloquea la humedad procedente del Océano Atlántico a través de la Cuenca Amazónica. Durante la noche, la temperatura puede bajar hasta 0° mientras que durante el día puede alcanzar hasta 30°. Al estar situado al limite del Trópico de Capricornio, al igual que el Desierto del Kalahari o que el Gran Desierto de Australia, no hay mucha diferencia entre el verano y el invierno.
Diversas tribus indígenas han poblado este desierto, como los atacameños, y fue denominado el "despoblado de Atacama" por los españoles. Tras la Independencia, Bolivia se anexionó la región más importante y sus valiosos depósitos de salitre. Este hecho propició la conocida como "Guerra del Pacífico", tras la cual Chile se hizo con la región, en la que se ha desarrollado una intensa actividad minera que incluye explotaciones de cobre y otros metales como hierro.

sábado, 25 de enero de 2014

Lugar mas frio del mundo

La aldea siberiana de Oimiakón soporta temperaturas cercanas a los 68 grados bajo cero
En nuestro recorrido diario por los contenidos más curiosos de internet, hoy queremos compartir una anotación del blog «Fronteras», en la que descubrimos los secretos del lugar habitado más frío del planeta, una pequeña aldea rusa en la que el invierno dura nueve meses.
Para llegar hasta este enclave hay que adentrarse en la región siberiana de Kolima, atravesando la solitaria y helada carretera M56. Esta vía de más de 2.000 kilómetros de largo, conocida como la «Carretera de los huesos», fue construida por miles de presos entre 1932 y 1953, muchos de los cuales fallecieron durante el trabajo y fueron sepultados bajo la calzada.
A treinta kilómetros de esta vía, en el distrito de Oimiakonski, se encuentra Oimiakón, una aldea de apenas medio millar de habitantes que ostenta el honor de ser el pueblo más frío del planeta.
En este lugar, al que en invierno sólo se puede llegar en avión, moto de nieve o vehículo todo terreno, es normal que durante los nueve meses que dura esta estación el termómetro se desplome hasta los cuarenta grados bajo cero o más allá y permanezca así las veinticuatro horas del día durante tres o cuatro meses seguidos. Por otra parte, la temperatura más alta jamás registrada en los meses de enero o febrero ha sido de 16 grados bajo cero.
La temperatura más baja registrada en Oimiakón es de 67,7 grados y corresponde al invierno de 1924. En cambio, en el escaso mes que dura el verano se han alcanzado temperaturas de hasta treinta grados.
Con estas condiciones climatológicas, la vida de sus habitantes es bastante dura. Así, los pocos vehículos que circulan por las gélidas calles del pueblo no pueden parar el motor en ningún momento o no volverían a arrancar, las clases se suspenden cuando la temperatura desciende por debajo de los cincuenta grados bajo cero y nadie lleva gafas al aire libre, ya que debido al intenso frío se pegan instantáneamente a la piel.
Además, en muchas de las casas no hay agua corriente sino bloques de hielo en la puerta y la leche se reparte también en esta forma. Del mismo modo, en la escuela se usan lápices porque la tinta de los bolígrafos llega en estado sólido.
El pueblo cuenta con una vieja pista de aterrizaje que data de la II Guerra Mundial, una fábrica de leche que se paraliza de octubre a marzo, una escuela y, desde 2007, un hotel listo para recibir a los escasos turistas que quieren visitar el lugar más frío del hemisferio norte. A diferencia de lo que ocurre con las casas de los habitantes de Oimiakón, que en su mayoría viven justo sobre el nivel de subsistencia, las diez habitaciones de este hotel cuentan con agua caliente.
 

martes, 21 de enero de 2014

Lugar mas calido del planeta

Usted habrá oído que el 30 de junio de 2013 la temperatura oficial en la sede del Parque Nacional Valle de la Muerte, Furnace Creek, fue de 53,9 ºC (129,2 grados Fahrenheit), lo que la hace la temperatura de junio más calurosa medida en la Tierra con registros oficiales.


Pero esa no fue la temperatura más alta en el Valle de la Muerte ese día, ya que las imágenes del Servicio Geológico de EE.UU.  (USGS) revelan que pudo haber lugares más cálidos que el registro oficial.
La imagen en falso color muestra las temperaturas de la “piel” de la superficie en ese día tan cálido. Fue tomada por el sensor infrarrojo térmico del satélite Landsat 8. Cuanto más claro es el color, más caliente es el suelo en esta imagen. La vista de color natural es en el infrarrojo y  fue recogido por el mismo satélite en el mismo día por otro sensor de imágenes. Una de las cosas que las imágenes muestran es que, en términos generales, cuanto más se asciende, más frío era el lugar ese día, lo cual tiene sentido. ¿Pero siempre es así?
 
Resulta que no es tan simple como la elevación. El tipo de suelo también es importante y hay algunos tipos muy exóticos de suelos en el Valle de la Muerte. Por ejemplo, observe el área al sudoeste (abajo a la izquierda) de Furnace Creek – la imagen de color natural muestra un terreno muy brillante que es en realidad más frío (más oscuro) en la imagen térmica. Esto se debe a que esta zona es más baja que Furnace Creek y no tiene plantas. Furnace Creek es más oscuro en las dos imágenes, debido a sus árboles y otras plantas. El suelo se hace más frío por la sal altamente reflectantes: millas y millas de cristales de sal en el fondo de lo que fue, decenas de miles de años atrás, un vasto mar interior sin salida.
Ahora mire el marrón oscuro (en la luz natural) abanicos aluviales que sale de las montañas a ambos lados de la sal. Ellos son mucho más cálidos (más brillante en la imagen térmica), siendo mayor en la elevación. Estas áreas están formadas por una colección de rocas más oscuras que han erosionado de las montañas. Las rocas más oscuras absorben más luz solar, siendo mucho más cálidas.
Mientras que las temperaturas superficiales son ciertamente diferentes de la temperatura del aire medida en garita, el calor que viene de la tierra juega un papel importante en el calentamiento del aire a pocos metros del suelo, donde los termómetros oficiales se mantienen normalmente. Y si hay árboles cerca del sombreado del suelo, ya que hay cerca de la estación de Furnace Creek termómetro, que enfría las cosas así.
Todo esto sugiere que las temperaturas del aire sobre las zonas aluviales fueron mucho más altas de los 53,9ºC (129.2 grados Fahrenheit) registrados en el área frondosa de Furnace Creek. Así, mientras que es un buen registro, es casi tan cálido como se pudo llegar o superar en otros lugares en ese día brutal. ¿Tal vez fueron de  55,5ºC (132 ºF), o 55,2ºC (135ºF)? Nosotros probablemente nunca lo sabremos.
Fuente: NASA Discovery News
 
 
 

viernes, 3 de enero de 2014

Los rayos del sol




Los rayos del sol

El calor era impresionante. Hacia meses que no llovía. Los rayos del sol bajaban como fuegos que quemaban la superficie que tocaba.
Los pastizales se secaron dando paso a una tierra yerma. Algo parecido ocurría con los arboles. Fueron quedando pelados. Luego sus troncos frágiles caían sobre el suelo. Las pocas viviendas que había también se derrumbaron. Ya que no soportaban tanto calor. Los animales quedaban muertos hinchados en el piso. Los cuales se iban llenando de moscas y despedían un olor nauseabundo. Lo mismo ocurría con los habitantes de las casas que quedaron destruidas. Se descomponían. Hasta quedar tendidos sin vida sobre la tierra. Tierra que por los efectos del sol se convirtió en polvo.
Mas tarde todo ese polvo se encargo de cubrir los restos de troncos que había en el suelo. Como también las estructuras de las casas. Sumado a los cadáveres de animales y seres humanos.