Red de escritores en español

domingo, 10 de junio de 2018

Un dia de otoño



Una voz se escuchó en la quietud de la noche
No pasaremos de acá

Dados que salieron como quería para poder ganar el juego
Ir de un lugar al otro pero quedarse siempre aquí
Añoraba los tiempos en que las galletitas venian en cajones de metal

Debatieron tanto que de quedaron dormidos
Ebrios cantaban bajo la luz de la luna

Olvidó aquello que nunca vivió
Todos los organismos financieros pediran dinero prestado a la Argentina
Organizaba todo en su amada desorganización
Ñandues que pasan volando sobre mi cabeza
Ocre se veia la ciudad en ese domingo

4 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Tantas cosas en la cabeza dándoles forma. Un abrazo

María Perlada dijo...

Precioso acróstico has hecho, está genial.

Hay días que todo puede convertirse en ocre.

Besos.

maria cristina dijo...

Buenísimo, Gustavo, un acróstico genial con todos los matices, un abrazo!

Gustavo dijo...

Gracias a todos por los comentarios. El acrostico de otoño jaja. Saludos y que tengan una linda semana